15 junio 2018

Lamsac y la MML pusieron en operación la Vía Expresa Línea Amarilla

La obra estaba lista desde diciembre de 2017, pero su inauguración tardó por discrepancias entre la empresa y la MML.

La Municipalidad de Lima (MML) y Lamsac, subsidiaria de Vinci Highways, inauguraron hoy la Vía Expresa Línea Amarilla y dispusieron que se abran los accesos para circulación vehicular. La comuna y el concesionario dispusieron el inicio de la operación tras lograr un consenso sobre el estado de finalización de la obra. Como había reportado SEMANAeconómica, desde diciembre de 2017 Vinci Highways aseguró que la obra ya estaba lista. Sin embargo, la MML venía advirtiendo que esto no era así debido a que dos viaductos aún no habían sido terminados. Para la empresa, eso no afectaba la operación de la autopista.

“Estamos dándole [a la MML] toda la información que necesitan para la apertura. Así que ahora sólo estamos esperando una respuesta de ellos. Estamos listos, ésta es una vía segura. Podemos hacer que un carro pase mañana sin riesgos. Pero la decisión final es la del concedente, y eso es normal. La MML tiene que darnos la luz verde. Ellos decidirán lo que deban. Hemos hecho nuestra tarea y la decisión ya no está en nuestras manos”, explicó Fadi Selwan, CEO de Vinci Highways, a SEMANAeconómica en mayo pasado.

La construcción de uno de los viaductos será culminada en septiembre. También estaba pendiente la conclusión de los estudios sobre el sistema contra incendios, que fueron aprobados en las últimas semanas.Para el inicio operaciones el municipio dispuso que no haya una ‘marcha blanca’ o un periodo de prueba. Los autos particulares deberán pagar un peaje de S/.5,30  y los buses de transporte público y caminos de carga uno de S/.5,30 por eje.

artículo relacionadoVinci Highways: "Hay que mostrarle al usuario que no está sólo para pagar peaje"

La autopista de nueve kilómetros, que demandó la inversión de S/.2,500 millones, conecta el Puente Huáscar, ubicado entre San Juan de Lurigancho y el Agustino, con la avenida Morales Duárez, en el límite con el callao. Incluye un túnel de dos kilómetros que pasa por debajo del Río Rímac. La obra tiene 13 viaductos y conectará Ate, Santiago de Surco, La Molina, Santa Anita, El Agustino, San Juan de Lurigancho, el Rímac y el Cercado. Los viajes tendrán una duración de veinte minutos. Para el inicio operaciones el municipio dispuso que no haya una ‘marcha blanca’.

Durante la inauguración, el alcalde de Lima, Luis Castañeda, informó que la Vía Expresa Línea Amarilla dispondrá de un servicio de buses denominado “Servicio 107-Corredor Amarillo“, a cargo de la empresa Perú Bus. Los 53 buses, con capacidad para 80 y 160 personas, podrán circular por la autopista pero no podrán recoger pasajeros durante su trayecto debido a que será necesaria la construcción de los respectivos paraderos. Próximamente iniciarán su recorrido en fase de prueba. El primer paradero estará ubicado en la avenida Javier Prado con Evitamiento (Surco) y llegará hasta la avenida Canta Callao (San Martín de Porres). El pasaje costará S/.2.40 para adultos y S/.1.20 para universitarios.

Artículos Relacionados