21 septiembre 2018

Graña y Montero contrató a banco de inversión para vender Adexus

Con la venta de su empresa de servicios digitales GyM prevé recaudar unos US$100 millones.

El grupo Graña y Montero (G&M) contrató al banco de inversión Landmark para concretar la venta de Adexus, como parte de su plan de venta de activos no-estratégicos. Con la venta de la empresa de servicios tecnológicos —que tiene operaciones en Chile, Colombia, Ecuador y el Perú— la constructora peruana buscaría recaudar unos US$100 millones, de acuerdo a un reporte del Diario Financiero.

“El Grupo Graña y Montero está migrando a ser una organización más ágil que trabaje en bloque regionalmente, tanto en Perú, como en Chile y Colombia. Para lograrlo estamos consolidando una nueva estructura organizativa focalizada en ingeniería y construcción, infraestructura e inmobiliaria, sectores donde se centra nuestro core de negocio”, indicó la empresa al medio chileno. Reiteró que la venta estaría abocada a reducir su deuda hacia su meta de US$600 millones.

Mediante un hecho de importancia enviado a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), la empresa señaló que no es
posible confirmar el monto estimado de la eventual transacción porque éste será determinado durante el correspondiente proceso de venta. “A la fecha no hemos iniciado formalmente ningún tipo de negociación o suscrito documentos vinculantes para la potencial venta”, sostuvieron.

artículo relacionadoGraña y Montero construirá planta de óxidos de Mina Justa por US$85 millones

A inicios de agosto de este año, la constructora —afectada aún por su vinculación con los sobornos que Odebrecht habría pagado al expresidente Alejandro Toledo por la adjudicación de los  tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica — firmó documentos para la venta de su participación en CAM Chile y CAM Perú a Engie, lo que le permitirá recaudar a la constructora unos US$60 millones, sin considerar deuda. La participación de Graña y Montero en la empresa de ingeniería, instalación, operación y mantenimiento en los sectores eléctrico y de telecomunicaciones era de 73.16%.

El 28 de marzo Graña y Montero vendió su participación (87.59%) en Stracon GyM S.A. por US$76.8 millones, la totalidad de los flujos fueron utilizados para amortizar sus obligaciones financieras. Además, en mayo de este año la inmobiliaria del grupo, Viva GyM, y la inmobiliaria de Inversiones Centenario, Prinsur, suscribieron una oferta vinculante condicionada para la venta del proyecto industrial Almonte, en Lurín. El precio ofertado por Prinsur ascendió a US$92.6 millones.

Con el propósito de cumplir con los compromisos que mantiene el grupo con sus acreedores, en el 2017 Graña y Montero también vendió seis activos no estratégicos, que representaron US$ 213.2 millones:  proyecto inmobiliario Cuartel San Martín (US$50 millones), Red Eagle Mining (US$11.5 millones), Prinsur (US$25 millones), Coga (US$21.5 millones), GMD (US$84.7 millones) y el edificio corporativo (US$20.5 millones).

Gracias al proceso de desinversiones ejecutado, solo durante el 2017 la deuda del Gasoducto Sur Peruano (GSP), en el que Graña y Montero tenía una participación de 20%, se logró reducir en 50%. Con ello, Graña y Montero mejoró sus niveles de endeudamiento con relación al ebitda, pasando de 6.5 (2016) a 4.1 (2017).

Artículos Relacionados