05 octubre 2018

Línea 1 del Metro de Lima: Odebrecht habría pagado sobornos por US$24 millones

Carlos Nostre, ejecutivo de Odebrecht, indicó que Graña y Montero sí conoció sobre los llamados “riesgos adicionales”.

Odebrecht habría destinado un total de US$24.4 millones para el pago de presuntos sobornos y coimas para obtener la licitación de la Línea 1 del Metro de Lima (tramo 1 y 2), informaron esta mañana IDL Reporteros y El Comercio, sobre la base del testimonio de Carlos Nostre a la Fiscalía del Perú.

Pagos a funcionarios

Durante el jueves 4, los fiscales interrogaron en Curitiba al exdirectivo de contratos de Odebrecht y encargado del Metro de Lima entre 2008 y el 2015. Nostre habría revelado los pagos específico a funcionarios del segundo gobierno aprista, ahora detenidos y procesados por el caso, como Jorge Cuba, ex viceministro de Comunicaciones, y Mariela Huerta, Edwin Luyo Barrientos y Santiago Novoa, entonces presidenta e integrantes del comité de selección del consorcio ganador, respectivamente.

Carlos Nostre, quien sigue trabajando actualmente para la empresa brasileña, indicó al Ministerio Público que no podía afirmar ni negar que parte de los millones de dólares en sobornos habrían sido destinados al expresidente Alan García o al exministro Enrique Cornejo. Sin embargo, sólo pudo explicar los destinos concretos de alrededor de US$10 millones del total de US$24 millones. Afirmó que el destino final del monto restante —US$14 millones— es conocido por Jorge Barata.

Tanto García como Cornejo han negado reiteradas veces conocer los presuntos pagos de coimas durante su gestión y haberse beneficiado personalmente de ellas.

Conocimiento del consorcio

El ejecutivo también reveló que Graña y Montero, integrante del consorcio Tren Eléctrico, sí conocía sobre las presuntas coimas y cedía utilidades bajo el concepto de “riesgos adicionales” o “gastos extras”. Nostre incluso nombró a Juan Manuel Lambarri, gerente corporativo de Ingeniería y Construcción de Graña y Montero hasta diciembre del 2017.

En un comunicado publicado por IDL y El Comercio, Graña y Montero indica que “ha tomado con sorpresa” las declaraciones de Nostre. También sostiene que no cuenta con información que corrobore el testimonio de Nostre, que Lambarri deberá responder de forma individual por las acusaciones, que existe una contradicción entre lo dicho por Nostre y Jorge Barata respecto al conocimiento de el consorcio sobre los sobornos, y que el pago irregular a funcionarios no forma parte de sus prácticas empresariales.

artículo relacionadoOdebrecht: correos enviados por Jorge Barata evidencian aportes a Humala y Fujimori

Además, indicó que el directorio ha determinado que el área de riegos y cumplimiento realice indagaciones con el caso, pese que una investigación interna no encontró pruebas que determinasen que algún exejecutivo o ejecutivo de Graña haya conocido o participado en actos de corrupción.

Graña y Montero hace referencia a la investigación encargada a la firma de abogados estadounidense Simpson Thacher & Bartlett, la cual concluyó que no existe evidencia que determine que “el personal de la compañía participó a sabiendas en cualquier acto de corrupción” en los proyectos Carretera Interoceánica (norte y sur), la Línea 1 del Metro de Lima, Chavimochic y el Gasoducto Sur Peruano.

Sin embargo, en la auditoría interna sí se reveló que la constructora peruana cedió a la brasileña más de S/45 millones en dividendos. Según el reporte, en el proyecto de Tren Eléctrico, los dividendos diferenciados que cedió Graña y Montero sumaron más de S/28 millones.

Artículos Relacionados