24 diciembre 2018

GSP: Graña y Montero inició trato directo con el Estado

La empresa busca solucionar una controversia por la deuda impaga que tiene el Estado con la concesionaria Gasoducto Sur Peruano.

La constructora Graña y Montero (G&M) inició formalmente el procedimiento de trato directo con el Estado–etapa previa al arbitraje– a fin de solucionar una controversia en torno a una deuda que el Estado no ha  pagado a la concesionaria Gasoducto Sur Peruano S.A. (GSP), de acuerdo con un hecho de importancia enviado a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV).

El Estado mantiene una deuda por concepto de valor contable neto de los bienes de la concesión y que el Estado, informó la compañía, tiene que pagar a GSP, en virtud al contrato de concesión del proyecto. La empresa remarcó en el hecho de importancia que tomó esta decisión debido a la “inacción del resto de accionistas de GSP, de dicha empresa y del Estado peruano durante casi dos años desde la terminación de la concesión”.

artículo relacionadoEnagás solicitó el inicio de un arbitraje internacional contra el Estado por el GSP

Como se recuerda, G&M es accionista minoritario de la concesionaria.  “GSP no ha adoptado ninguna medida legal para exigir el pago de lo adeudado en defensa de su patrimonio; esta inacción se ha producido a pesar de los esfuerzos realizados por G&M (…) para que la Junta General de Accionistas de GSP adopte los acuerdos correspondientes”, se lee en el documento firmado por el gerente general corporativo Luis Francisco Díaz Olivero.

La empresa cerró el comunicado señalando que el pago del Estado les permitirá reconstruir la cadena de pagos. “Confiamos en que el trato directo abrirá un espacio para promover una solución a la referida controversia que permita al Estado peruano evitar un litigio costoso e innecesario y a la empresa GSP recibir el dinero para pagar sus deudas”,

Artículos Relacionados