30 enero 2019

Subsidiaria de Graña y Montero se adjudicó proyecto por US$250 millones en Chile

Vial y Vives trabajará en el proyecto Quebrada Blanca Fase 2 de Teck.

Graña y Montero comunicó que su subsidiaria en Chile, Vial y Vives, ganó la adjudicación de un contrato “que se encuentra en el rango de los US$250 millones” con la Compañía Minera Teck Quebrada Blanca.

Vial y Vives se encargará de las obras civiles y montaje electromagnético de área de Molienda y Chancado de Pebbles. Estos forman parte de las obras para la Planta Concentradora del Proyecto Quebrada Blanca Fase 2 (QB2) de Teck.

artículo relacionadoChile: subsidiaria de G&M firmó contrato con minera Escondida por US$35.6 millones

El comunicado señala que QB2 es una expansión de la operación cuprífera de Quebrada Blanca, y que incluye la construcción de una planta concentradora de 143,000 toneladas diarias. Estas instalaciones estarán conectadas a una planta de desalinización mediante una tubería de 165 kilómetros de longitud. “La producción anual promedio de cobre durante los primos cinco años completos de operación se estima en 316,000 toneladas. QB2 también incluirá el primer uso a gran escala de agua de mar desalinizada en la región de Tarapacá“, asegura la empresa en el comunicado.

La subsidiaria de Graña y Montero dispone de 28 meses, contados a partir de la orden de proceder del contrato, para terminar los trabajos.

Artículos Relacionados