30 enero 2019

Graña y Montero suscribió acuerdo para vender subsidiaria chilena Adexus

La venta forma parte de su plan de desinversión de activos no estratégicos. Adexus será el último activo en ser vendido.

Graña y Montero (GyM) suscribió un acuerdo no vinculante para establecer los términos y condiciones de la transferencia del 100% de los activos de su subsidiaria en Chile, Adexus, a la empresa Advent International. Adexus es una empresa especializada en servicios de tecnología de la información.

En setiembre del 2018, GyM anunció la contratación del banco de inversión Landmark para realizar la venta de Adexus, la cual tiene operaciones en Chile, Colombia, Ecuador y el Perú.

Ambas partes han iniciado la negociación de los documentos de la transacción y están trabajando en el proceso de due diligence. Graña y Montero, además, aseguró que el precio ya ha sido fijado —sin revelarlo— y que están a la espera de la confirmación de la Fiscalía Nacional Económica de Chile para que determine que la transacción no generará concentración de mercado.

“De concretarse la transacción, el producto de la misma se utilizará para fortalecer la posición financiera del grupo. Asimismo, dicha transacción está enfocada en nuestra nueva estrategia de negocios anclada en las especialidades de ingeniería y construcción, infraestructura y negocios inmobiliarios“, señala el último comunicado de GyM al mercado.

artículo relacionadoLa acción de Graña y Montero se apreció 11% en la última semana

Esta venta forma parte del plan de desinversión de activos no estratégicos por US$300 millones que GyM inició en el 2017 con el fin de cancelar sus obligaciones financieras a causa de la anulación de la concesión del Gaseoducto Sur Peruano (GSP).

Así, la empresa vendió en el 2017 seis activos no estratégicos, los cuales representaron un valor de US$213.2 millones. Entre ellos estaban el proyecto inmobiliario Cuartel San Martín (US$50 millones), Red Eagle Mining (US$11.5 millones), Coga (US$21.5 millones), Prinsur (US$25 millones), GMD (US$84.7 millones) y el edificio corporativo (US$20.5 millones). Logró reducir en 50% la deuda del GSP con estas ventas.

En el 2018, la empresa vendió su participación en CAM Chile y CAM Perú a Engie Services Chile por US$25.6 millones. También vendió su participación en Stracon GyM S.A. (87.59%) por US$76.8 millones, y el proyecto industrial Almonte, de su subsidiaria Viva GyM, por US$92.6 millones.

Graña y Montero aún mantiene presencia en Chile, con los trabajos de su subsidiaria Vial y Vives, especialista en ingeniería y construcción.

Artículos Relacionados