15 mayo 2019

Línea Amarilla y Rutas de Lima: concesionarias deslindan de Odebrecht y OAS

La firma Brookfield y la empresa Vinci Highways señalaron que los proyectos actuales no tienen relación con dichas constructoras.

Las concesionarias de Línea Amarilla y Rutas de Lima deslindaron de cualquier conexión con las constructoras Odebrecht y OAS, que están involucradas en investigaciones judiciales por el pago de sobornos a funcionarios públicos. Estas declaraciones llegaron después del anuncio del alcalde de Lima, Jorge Muñoz, quien señaló que “los peajes de la corrupción no van“, en referencia a los contratos firmados con ambas constructoras.

Así, la firma Brookfield, uno de los fondos de inversión más importantes del mundo con alrededor de US$350,000 millones en activos de administración, adquirió en 2016 el 57% de las acciones de Rutas de Lima, las cuales pertenecían a Odebrecht. Así obtuvo el control de la empresa.

“La adquisición de la mayoría de las acciones de Rutas de Lima fue realizada de buena fe y con independencia del proceso de adjudicación del proyecto que ahora está en discusión. A la fecha, Odebrecht no tiene injerencia sobre la dirección ni en las decisiones que adopta la compañía”, señaló Brookfield a través de un comunicado.

Asimismo, la firma resaltó que durante los primeros cinco años del proyecto, Rutas de Lima ha realizado una inversión de más de S/2,000 millones para más de 65 obras. “Ninguna obra ha sido construida con lo recaudado por peajes”, añadió.

artículo relacionadoJorge Muñoz propone la nulidad de los peajes de Lima

Por otro lado, la empresa francesa Vinci Highways, que adquirió la concesionaria Lamsac a Invepar en diciembre del 2016 —ésta a su vez se la había comprado a OAS en el 2012—, señaló que la constructora no tuvo ninguna relación con la constructora.

“Condenamos los actos de corrupción y aquellos que atentan contra las buenas prácticas y normas (…) En ese sentido, estamos a disposición de las autoridades correspondientes para colaborar con cualquier investigación, en curso o por iniciarse, respecto a hechos que hubiesen ocurrido incluso con anterioridad a la compra de Lamsac por parte de Vinci Highways”, señaló en un comunicado.

La empresa francesa resaltó que culminó la construcción de Línea Amarilla en 15 meses con una inversión de más de S/3,000 millones. Además, señaló que durante siete meses de operaciones son más de siete millones los usuarios que se han trasladado entre Lima Centro y Callao a través de la Vía Expresa Línea Amarilla.

“En Vinci Highways tenemos una visión de largo plazo y confiamos en la estabilidad institucional, jurídica y macroeconómica del país, a fin de contribuir a cerrar la brecha de infraestructura existente”, concluyó la empresa.

Artículos Relacionados