17 junio 2019

Brasil: Odebrecht solicitó recuperación judicial ante riesgo de quiebra

La empresa busca reestructurar pasivos por alrededor de US$13,000 millones. Asegura que el procedimiento tiene un carácter preventivo.

Odebrecht SA, núcleo del conglomerado que se extiende desde la construcción hasta el petróleo y gas, solicitó el inicio de un proceso de recuperación judicial para parte del holding con el objetivo de reestructurar pasivos por alrededor de US$13,000 millones, en lo que sería una de las mayores reestructuraciones de deuda en la corte en América Latina. El procedimiento es de carácter preventivo y es equivalente a un concurso de acreedores que se presenta ante riesgo de quiebra.

Además de la controladora ODB, el proceso de recuperación judicial involucra a una veintena de empresas del grupo, pero deja fuera a sus compañías operacionales, entre ellas la constructora OEC (Odebrecht Engenharia y Construçao), la filial de azúcar y etanol Atvos Agroindustrial Participacoes y la petroquímica Braskem, reportó la agencia Efe. “Tanto las empresas operacionales como las auxiliares y la propia ODB mantienen sus actividades normales enfocadas en el objetivo común de garantizar la estabilidad financiera y el crecimiento sostenido”, sostuvo Odebrecht en un comunicado.

La compañía afirmó que la recuperación judicial era la mejor forma de concluir con su reestructuración de deuda cuando los acreedores buscar incautar los activos comprometidos como garantía para préstamos impagos. Los principales acreedores del conglomerado son los prestamistas estatales Banco do Brasil, Caixa Econômica Federal y BNDES, así como los privados Banco Bradesco SA, Itaú Unibanco Holding SA y Banco Santander Brasil SA.

La recuperación judicial tiene por objeto viabilizar la superación de una situación de crisis económica-financiera del deudor, a fin de mantener el funcionamiento de la empresa y el empleo de sus trabajadores. De acuerdo con la ley brasileña, las empresas declaradas en recuperación judicial tienen seis meses para alcanzar un acuerdo con sus acreedores.

artículo relacionadoIIRSA Sur: Odebrecht y Graña y Montero fueron incluidos como terceros responsables

El holding privado, que pretendía reestructurar cerca de US$1,300 millones de su propia deuda, se vio afectado por tensiones a principios de junio cuando la unidad de etanol del grupo, Atvos SA, solicitó protección por bancarrota y las conversaciones con LyondellBasell Industries sobre la unidad petroquímica Braskem —en la que Odebrecht tiene participación— colapsaron.

Odebrecht está sufriendo las consecuencias de la disminución del flujo de efectivo después de que la industria de la construcción latinoamericana se detuviera, tras el estallido de la investigación Lava Jato. Al respecto, indicó que se está realizando esfuerzos para optimizar su liquidez y normalizar su estructura de capital.

*En un anterior versión se indicaba que Odebrecht se había declarado en bancarrota, en realidad el procedimiento de recuperación judicial es de carácter preventivo y se aplica en casos de riesgos de crisis por problemas financieros. 

Artículos Relacionados