24 junio 2019

Obrainsa en rojo: pérdida de neta ascendió a S/67 millones en el 2018

La constructora peruana indicó que las ventas se vieron afectadas “por la situación del sector”. La empresa solo ganó un contrato en el 2018.

La situación financiero de la constructora peruana Obras de Ingeniería (Obrainsa) se agudizó en el 2018. La compañía registró una pérdida neta de S/67 millones debido a factores vinculados a “la situación del sector”, como el endurecimiento del financiamiento bancario para quienes son investigados por presuntos actos de corrupción, reportó a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV). El anuncio llega meses después de que Obrainsa iniciara un proceso concursal preventivo ante la Comisión de Procedimientos Concursales del Indecopi (CCO).

“Las ventas de la empresa en el ejercicio 2018 y, por lo tanto, los demás rubros de los estados financieros han sido seriamente afectados por la situación del sector de construcción de infraestructura, que ha generado importantes consecuencias negativas de naturaleza económica, financiera y contractual para nuestra empresa”, afirmó Obrainsa, empresa que el año pasado sólo ganó un contrato de servicio de reciclado y recapeo de la carretera: Dv Marcona- Dv Puerto Lomas y Tanaka-Puerto Inca, y el Dv Chaparra- Puerto Chaparra.

Las ventas de Obrainsa en el 2018 ascendieron a S/410 millones, lo que representó una caída de 65% frente a similar periodo del 2017. Casi la mitad de los ingresos provinieron de la rehabilitación de carreteras. Frente a 2017 las ventas por edificaciones son las que se vieron más golpeadas: pasaron de S/177 millones en el 2017 a S/60 millones el año pasado. De acuerdo a la compañía, las menores ventas se dieron por la “falta de capital de trabajo y problemas contractuales para valorizar trabajos contractuales”, así como “la reacción adversa del sistema financiera a la financiación de proyectos y el otorgamiento de líneas indirectas”.

artículo relacionadoObrainsa: reducen calificación de bonos a 'E' con perspectiva negativa

La constructora anotó que también afectó a las ventas “la resolución indebida de algunos contratos”, en referencia a que en octubre del año pasado el Estado dejó sin efecto el contrato del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura (Peihap) con el consorcio Obrainsa-Astaldi. El proyecto contemplaba la construcción de una presa y un túnel trasandino, comprometiendo una inversión total de S/496 millones.

De otro lado, Obrainsa aseguró que la investigación judicial que se sigue en su contra por el caso del ‘Club de la construcción’ no tendría efectos legales o financieros “que puedan ser significativos para la compañía”, dado que la gerencia “niega que haya tenido conocimiento sobre algún presunto acto ilegal cometido por los miembros de dicho grupo”. Al respecto, a fines de mayo el Ministerio Público solicitó al Poder Judicial incorporar penalmente a 16 empresas en total, entre las que están ObrainsaGyMQueiroz Galvão y San Martín Contratistas Generales. La solicitud aún debe ser aprobada en vía judicial.

Artículos Relacionados