12 agosto 2019

Class & Asociados: "Los bonos [de Obrainsa] están en situación de default"

La clasificadora de riesgo también advirtió que la constructora ha registrado una “importante disminución” del backlog.

La clasificadora de riesgo Class & Asociados señaló este lunes que los bonos de Obrainsa se encuentran en situación de default debido al pedido de la Asamblea General de Obligacionistas de acelerar el plazo de pago de los bonos y la imposibilidad de la empresa de pagarlos por encontrarse en un proceso concursal preventivo ante el Indecopi. La clasificadora de riesgo también advirtió que la constructora ha registrado una “importante disminución” del backlog al cierre del 2018, cabe recordar que los resultados financieros del año pasado fueron publicados recién a fines de junio pasado.

La analista de Class & Asociados, Jennifer Cárdenas, explicó que se han registrado incumplimiento en el contrato marco del primer programa de bonos corporativos. Ello por el incumplimiento de Obrainsa de cumplir su meta de ratio de endeudamiento —inicialmente menor o igual a 2.5 veces y modificado en octubre del 2018 a 6 veces—,y la disminución de la clasificación de riesgo en más de dos niveles.

artículo relacionadoObrainsa en rojo: pérdida de neta ascendió a S/67 millones en el 2018

Lo anterior generó que la Asamblea General de Obligaciones “acuerde la aceleración del plazo de los bonos al darse por vencida la obligación y solicite el pago anticipado de los bonos corporativos a Obrainsa. Ante esta situación, la empresa indica que estos bonos no podrán pagarse ya que se encuentran en proceso concursal preventivo, lo que implica que los bonos corporativos se encuentran hoy en una situación de default“, indicó.

Sobre la situación financiera de la constructora, Class & Asociados anotó que no solo registraron pérdidas por S/72 millones el año pasado —lo que significa 3.76  veces su patrimonio actual— sino que han registrado una disminución en su backlog o cartera de proyectos futuro: el cual ha pasado de S/1,235 millones a diciembre de 2017, a S/808.01 millones a diciembre de 2018. “A raíz de la coyuntura política por la que atraviesa el sector construcción, las obras otorgadas por el Estado se han contraído de manera significativa, lo que sumado al mayor riesgo reputacional de Obrainsa, ha determinado que la contratación de nuevas obras disminuya”, explicó. A fines del año pasado Obrainsa fue incluida como tercero civil responsable por el caso del Club de la Construcción.

Artículos Relacionados