04 julio 2018

Chile: consumo de bebidas azucaradas cayó 21.6% tras mayores impuestos

Los consumidores pasaron de beber 3.5 litros mensuales a 2.7 litros en el 2015.

El impuesto que estableció en el 2014 el gobierno de Chile—aduciendo que se buscaría reducir el avance de la diabetes, que ese año afectaba a cerca del 11.9% de chilenos— se tradujo en la disminución del consumo de bebidas azucaradas, según un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de York y la Universidad de Chile. Así, los consumidores pasaron de beber 3.5 litros mensuales de bebidas azucaradas a 3.7 litros en el 2015.

Hace cuatro años Chile decidió subir el impuesto de bebidas azucaradas de 13% a 18%, cercano al 20% que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), y reducir el impuesto de bebidas analcohólicas no azucaradas de 13% a 10%. El llamado impuesto correctivo formó parte de la reforma tributaria impulsada por la expresidenta Michelle Bachelet para desincentivar el consumo de productos considerados dañinos para la salud. De acuerdo a la investigación se redujo el consumo, pero dicha reducción fue desigual y tuvo un menor efecto en el segmento socioeconómico más bajo.

artículo relacionadoAlimentación saludable: Comisión del Congreso aprobó por insistencia el etiquetado semáforo

En el estudio se observó que el consumo de bebidas con azúcar se redujo, en menor medida, en el segmento socioeconómico más bajo (12.1%), mientras que en el sector más alto el consumo cayó 20.1%, casi el doble que lo reportado en el estrato más bajo.  Samuel Durán, vicepresidente del Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile, dijo al diario La Tercera que “es lógico que disminuya más el consumo de azúcar en los estratos socioeconómicos más altos, ya que históricamente son los que más consumen también productos dietéticos, que además no siempre están disponibles en los negocios de barrios”.

Los investigadores también observaron una reducción de 15.1% en la cantidad de azúcar que está presente en las bebidas azucaradas, Durán agregó al diario chileno que pudo haber influido las campañas que parten de las propias empresas. Coca Cola informó el año pasado que concretó la reducción de azúcar en las bebidas Sprite y Fanta, esto significó que Fanta pasara de tener 12.3 gramos de azúcar por cada 100 ml, a 4.9 gramos de azúcar, mientras que Sprite pasaba de 9.8 gramos a 4.9 gramos.

Chile no es el único país que ha elevado los impuestos a las bebidas azucaradas, el gobierno peruano aumentó a inicios de mayo el impuesto a bebidas azucaradas de 17% a 25%. De acuerdo a un análisis de SEMANAeconómica, el incremento tendrá un mayor efecto en las empresas que no cuentan con un portafolio variado y apuntan a los niveles socioeconómicos bajos.

Artículos Relacionados