23 enero 2017

Graña y Montero pagará US$52.5 millones al Estado por incumplimiento en GSP

Monto equivale al 20% de la garantía de US$262.5 millones del concesionario en beneficio del Estado.

Al no lograr obtener financiamiento para continuar con las obras del Gasoducto Sur Peruano (GSP) antes del 23 de enero, fecha máxima prevista en el contrato, el Estado Peruano puso fin a la concesión a favor del consorcio GSP, conformado por Enagás, Odebrecht y Graña y Montero.

Con ello, se activa también la facultad del Estado de ejecutar la garantía de fiel cumplimiento, provisto por el consorcio, que equivale a US$262.5 millones. A la constructora peruana, que cuenta con una participación de 20% en la concesión, es responsable por US$ 52.5 millones en beneficio del Estado.

artículo relacionadoNuevo GSP sin plazo determinado

Dada la terminación de la concesión, el consorcio tendrá derecho a recibir un mínimo del 72.25% del valor contable neto que se obtenga del proceso de subasta de la concesión, descontado los gastos en los que incurra el Estado para realizar la subasta.

Al igual que Enagás —según un comunicado enviado al mercado el jueves pasado al mercado español— Graña y Montero estima que podría recuperar una parte importante de su inversión en un plazo máximo de tres años. La empresa peruana también detalló que continuará apostando por proyectos energéticos en el Perú y la región.

 

Artículos Relacionados