14 julio 2019

Petroperú: mantenimiento del Oleoducto genera déficit anual de US$100 millones

El presidente de Petroperú, Carlos Paredes, señaló que una de las principales razones de las pérdidas es el bajo volúmen de crudo que transportan.

El mantenimiento del Oleoducto Norperuano le genera a Petroperú un déficit anual que supera los US$100 millones, según explicó el presidente de dicha entidad, Carlos Paredes. El mantenimiento de la infraestructura, así como los bajos volúmenes de crudo transportados que obligan a elevar las tarifas, son las principales causas anotadas por Paredes.

Así, en los últimos diez años el déficit anual de Petroperú fue de US$20 millones. Ahora, esta cifra ha aumentado debido a la inversión de US$70 millones para el mantenimiento y la implementación de nuevo equipamiento en el Oleoducto.

“Gran parte de las pérdidas se debe al bajo volumen de crudo que transportamos y eso nos obliga a tener tarifas muy altas. Y no podemos seguir subiendo las tarifas pues haría inviable las operaciones en la selva de las empresas privadas”, dijo Paredes en una entrevista en RPP. 

artículo relacionadoSNMPE: PetroPerú ya ha gastado S/270 millones para reparar Oleoducto Norperuano

Asimismo, Carlos Paredes recordó que el Oleoducto Norperuano no transporta barriles de crudo producidos por Petroperú, ya que esta empresa estatal no produce petróleo. Su foco está en el servicio de transporte a través de dicho ducto. También descartó la posibilidad de privatizar la empresa, y aseguró que “mientras no haya un mayor volumen de crudo que transportar, el Oleoducto será una fuente de pérdida para quien lo opere, ya sea público o privado. Se debe promover la inversión privada en petróleo”.

El presidente de Petroperú señaló que están a la espera de aumentar el nivel de volumen de crudo que transportan para así poder invertir más en un plan de ampliación del Oleoducto. “Para la ampliación y modernización del Oleoducto hay diferentes esquemas, de entre US$ 600 y US$ 1,700 millones. Pero mientras no tengas el petróleo, reservas probadas y compromisos de inversión, no tiene sentido hacer eso”, concluyó Paredes.

Cabe resaltar que el 9 de julio se reportó un nuevo ataque al Oleoducto, lo cual provocó un derrame de petróleo en la comunidad de Tayuntsa, provincia de Bagua, Región Amazonas. “La presencia de las Fuerzas Armadas y de la Policía  Nacional es disuasiva, y necesitamos eso porque no podemos recibir más impactos de esa naturaleza. Lo que se está destruyendo no solamente es el medio ambiente, sino a una industria importante como la petrolera, puestos de trabajo y necesitamos hacer algo frente a gente que actúa delincuencialmente”, dijo el funcionario.

Artículos Relacionados