17 octubre 2018

MVCS aprobó reglamento que le permitirá otorgar nuevos bonos para afectados por El Niño

El subsidio está dirigido a personas calificadas como pobres que vivan en casas vulnerables a los riesgos sísmicos.

El Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento (MVCS) aprobó el reglamento operativo del bono de protección de viviendas vulnerables a los riesgos sísmicos, instrumento normativo que le permitirá empezar a otorgar el nuevo subsidio para el reforzamiento estructural de las casas de personas afectadas por El Niño Costero.

La creación de este nuevo bono fue incluido inicialmente en el proyecto de facultades legislativas en materia de reconstrucción. Más adelante, el Congreso no delegó facultades relacionadas a presupuesto, por lo que esta propuesta fue incluida en un proyecto de ley con el objetivo de agilizar el financiamiento para la reconstrucción. La propuesta legislativa, que cuenta con dictamen desde junio, faculta al Ministerio de Vivienda a realizar transferencias financieras al Fondo MiVivienda hasta por S/15.6 millones para la administración del Bono Familiar Habitacional y del mencionado bono de protección de viviendas.

artículo relacionadoReconstrucción con cambios: sólo el 18% de las transferencias ha sido ejecutado

El bono, destinado a las familias afectadas por El Niño Costero, permitirá el acondicionamiento de una zona segura dentro de las viviendas, en uno o más ambientes. Contempla el sistema de rehabilitación, refuerzo y conservación de estructuras de concreto y ladrillo sin necesidad de demoler. De acuerdo a la norma, el plazo de la ejecución del reforzamiento no podrá exceder los 90 días. Además, el plazo contará a partir del día siguiente del desembolso del bono.

En resoluciones ministeriales, se convocará la apertura de solicitudes para acceder al bono, además de establecer el número de bonos a otorgarse, las zonas de intervención y el valor del bono.

Los potenciales beneficiarios deberán cumplir con condiciones fundamentales: ser propietario de una vivienda que esté inscrita en Registros Públicos, contar con la clasificación socioeconómica sobre pobreza que realiza el SISFOH y que la vivienda sea evaluada por el MVCS. Además, un equipo técnico validará la situación física de las viviendas para determinar si es factible, técnicamente, la intervención.

Artículos Relacionados