03 marzo 2019

Presidente ejecutivo de Vale renunció por catástrofe en Brumadinho

Fabio Schvartsman aceptó dejar el cargo temporalmente debido a la presión de la fiscalía de Brasil.

La minera Vale comunicó que ha aceptado la carta de renuncia de su presidente ejecutivo, Fabio Schvartsman, quien decidió dar un paso al costado luego de las presiones de las investigaciones por el colapso de una represa en Brumadinho (Minas Gerais, Brasil) que dejó 186 muertos y 122 desaparecidos. La fiscalía federal y la policía federal, que se encuentran investigando el incidente, demandaron el viernes a la empresa el cese de cuatro directivos y de una decena de empleados.

A través de un comunicado, la minera señaló que Schvartsman ofreció su “renuncia temporal”, y que la empresa la aceptó inmediatamente. El CEO de Metales Básicos de Vale, Eduardo de Salles Bartolomeo, asumirá el cargo de presidente ejecutivo interino.

En la carta de renuncia, Schvartsman aseguró que está convencido de que su actuación y la de los miembros de la dirección fue adecuada y fiel a los valores de protección a la seguridad de las operaciones de la compañía. “Pero hay momentos en que es necesario sacrificar convicciones personales en beneficio de un bien mayor. Y este es uno de esos momentos, pues mi presencia en el comando de Vale pasó a ser percibida como inconveniente por autoridades (investigadores) que seguirán interactuando todo el tiempo con la compañía”, dijo el expresidente ejecutivo.

artículo relacionadoLos pasivos legales en minería: ¿el Perú pierde soberanía?

Vale, la productora de hierro más grande del mundo, ha perdido más del 16% de su valor en bolsa desde la catástrofe de Brumadinho, el 25 de enero. Además, la calificadora de riesgo Moody’s rebajó la calificación de la deuda senior no garantizada de la minera de “Baa3” a “Ba1” con perspectiva negativa. Así, pasó de tener una riesgo crediticio moderado, donde el pago de intereses y principal está protegido, a tener una calidad de crédito cuestionable, donde los títulos tienen elementos especulativos y su futuro no es seguro.

Tres años atrás, otra mina de Vale ubicada en Mariana, localidad cercana a Brumadinho, sufrió un colapso similar. Ésta causó la muerte de 19 personas y provocó la mayor catástrofe ecológica en la historia de Brasil, con una avalancha que recorrió 700 kilómetros. Cuando Fabio Schvartsman asumió el cargo de presidente ejecutivo de Vale, en mayo del 2017, su lema fue “Mariana nunca más”.

Hoy, la empresa enfrenta una investigación del Ministerio Público de Minas por un caso de presunta corrupción, donde se acusa que los directivos de Vale podrían haber engañado a las autoridades con respecto a la seguridad de la represa que colapsó.

Artículos Relacionados