20 septiembre 2017

Moody's subió la perspectiva de Exalmar de negativa a estable

Se espera que la pesquera continúe mejorando su rentabilidad y sus niveles de deuda.

La calificadora de riesgo Moody’s subió la perspectiva crediticia de Exalmar de negativa a estable en B3. La revisión al alza se atribuye a la expectativa que la empresa continúe mejorando su rentabilidad y sus niveles de deuda ante algún fenómeno meteorológico fuerte que provoque una disminución de la cuota o cancelación de una temporada de pesca.

Debido a que el principal recurso de generación de ingresos para Exalmar es la anchoveta, la empresa es muy vulnerable a las condiciones climáticas y la regulación de las cuotas de pesca, comenta Moody´s.

Según el más reciente informe del Comité Multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (ENFEN), hay 58% de probabilidad de que las condiciones del agua del mar se mantengan “neutrales” entre diciembre del 2017 y marzo del 2018. Además, existiría un reducida probabilidad —6%— de que ocurra un moderado fenómeno de El Niño. Esto implica un entorno más estable a nivel operacional para Exalmar y para otras empresas pesqueras peruanas. Bajo estas condiciones, Moody’s estima que las empresas pesqueras peruanas podrían capturar al menos dos millones de toneladas métricas de anchoveta por temporada.

artículo relacionadoExalmar reportó utilidad por segundo trimestre consecutivo

Según Moody’s a la fecha, la rentabilidad y el nivel de deuda de la empresa han mejorado recientemente por un mayor nivel de cuota de pesca de anchoveta en la primera temporada (40% más respecto a la última temporada en el 2016). El ratio deuda ajustada/ebitda de Exalmar fue de 5.6x en el primer semestre en el 2017 y obtuvo un margen ebitda de 20% en los últimos doce meses terminados en junio 2017.

Para finales del 2017, ante la ausencia de malas condiciones climáticas, Moody’s estima que el ratio deuda ajusta/ebitda disminuiría a 3.5x y se mantendría en ese nivel en 2018-2019. Respecto a su rentabilidad, la agencia crediticia estima que aumente 24% entre el 2017 y 2018.

Un alza en el rating podría darse ante la mejora de la liquidez de la compañía en soportar los efectos adversos en sus operaciones debido a las condiciones climáticas adversas. Una actualización también dependería de la capacidad de la compañía en la generación de flujo de caja positivo mientras a la par mantiene un nivel de crédito de deuda/ebitda menor a 4.0x, según Moody’s.

Una reducción del rating se daría si el ratio deuda ajustada/ebitda se mantiene sobre 7.0x por un periodo prolongado y si no hay expectativa que se reduzca en el mediano plazo.

Artículos Relacionados