05 diciembre 2018

Pleno del Congreso aprobó la ley del impuesto a las bolsas plásticas

La ley crea un impuesto de diez céntimos por bolsa y dispone el reemplazo progresivo de las bolsas no reutilizables.

Con 96 votos a favor, ninguno en contra y dos abstenciones, el Pleno del Congreso aprobó la ley que crea un impuesto de diez céntimos a las bolsas plásticas hasta el 2020, fecha en la que se duplicaría a 20 céntimos. La recaudación del impuesto se destinará al Fondo Nacional del Ambiente para el financiamiento de acciones de educación ambiental. Por mayoría, el parlamento aprobó además exonerar la ley de segunda votación.

“La ley de plásticos es un primer paso para el cambio que necesitamos hacia el cuidado ambiental de manera integral, aún nos falta muchísimo para desarrollar una cultura de manejo de residuos sólidos, aún hay mucho camino que recorrer para alcanzar la economía circular”, manifestó el congresista de Fuerza Popular, Miguel Torres, autor de la norma. La ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, consideró que la norma apunta a generar una economía circular.

En detalle, la cuantía del impuesto se dará de manera gradual y se aplica por la adquisición unitaria de bolsas de plástico, de acuerdo con el siguiente cronograma: S/0.10 en el 2019, S/0.20 en el 2020, S/0.30 en el 2021, S/0.40 en el 2022 y S/0.50 en el 2023 y años subsiguientes. Los supermercados, bodegas y retailers tendrán que incorporar el costo de dicho impuesto, o transferirlo a los consumidores y directamente cobrarles por las bolsas plásticas.

Efecto inmediato

De manera inmediata se prohibirá la adquisición, uso, ingreso o comercialización de bolsas de un solo uso, sorbetes de plástico y envases de tecnopor en áreas naturales protegidas, áreas declaradas patrimonio natural de la humanidad, museos, así como entidades estatales. Cabe recordar que a inicios de noviembre el Gobierno publicó un decreto supremo que promueve el consumo responsable del plástico y reduce el uso de los no reutilizables en las entidades del Estado.

artículo relacionadoPleno del Congreso aprobó la ley de presupuesto público para el 2019

A partir de la entrada en vigencia de la ley también se prohíbe la entrega de bolsas y envoltorios plásticos en publicidad impresa, diarios, revistas u otros formatos de prensa escrita, así como en recibos de cobro de servicios. Se precisa que el Minam, a través del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), se encargará de la supervisión, fiscalización y sanción del cumplimiento de las obligaciones ambientales, previa reglamentación de la norma.

La adecuación

La norma dispone que los supermercados, autoservicios, almacenes y comercios en general —en un plazo de 36 meses contados a partir de la entrada en vigencia de la ley— deberán reemplazar en forma progresiva la entrega de bolsas de base polimérica no reutilizables, por bolsas reutilizables y/o biodegradables. La ley establece que estos establecimientos cobrarán por cada bolsa que entregan a los clientes. El costo será una suma equivalente al precio del mercado, que será informada al consumidor.

Se indica que en 12 meses, contados desde la entrada en vigencia de la ley, quedará prohibida la fabricación, importación, distribución, entrega, comercialización y uso de envases de bolsas mayores a 900 cm2, sorbetes (salvo para uso médico) y bolsas que generan contaminación por microplásticos.

La ley agrega que en un plazo de 36 meses, contados a partir de la entrada en vigencia de la ley, se prohibirá la fabricación para el consumo interno, importación y distribución de bolsas plásticas de base polimérica que no sean reutilizables y aquellas cuya degradación generen contaminación; asó como los utensilios y vajillas de base polimérica para alimentos y bebidas de consumo humano que no sean reciclables.

Artículos Relacionados