19 marzo 2019

Sunass aprobó nueva estructura tarifaria de agua potable en Moquegua

La nueva tarifa redujo su impacto de 20% a 9%, y tendrá un subsidio cruzado para las familias de bajos ingresos.

El Consejo Directivo de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) dio el visto bueno a la nueva fórmula tarifaria, estructura tarifaria, meta de gestión y metas de gestión de la EPS Moquegua para el periodo 2019-2022. Ahora el impacto de actualización de la tarifa de agua pasará de 20% a 9%.

Cabe resaltar que el alza de la tarifa a 20%, programada para el 2018, fue asumida por el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (Otass) luego de un paro de tres días en Moquegua en protesta por dicho aumento. Así, la Otass realizó una transferencia de recursos en favor de la EPS Moquegua para que el servicio de agua potable y alcantarillado no se deteriore y colapse, y también para que “la población no se vea afectada por el incremento de la tarifa a lo largo del primer año de vigencia del estudio tarifario”.

El programa de inversión exigido a la EPS Moquegua para el 2018 era de S/2 millones, e iba a ser financiado con el incremento del 20% en la tarifa antes de la intervención de Otass.

artículo relacionadoEPS avanzan de a pocos

Ahora, a pedido de la EPS Moquegua, la Sunass realizó un proyecto de revisión del estudio tarifario para el periodo 2019-2022, donde se determinó la reducción del 20% al 9% del aumento tarifario. Esta decisión se explicó por los aportes económicos de la Otass al plan de inversiones, la mejora en la gestión operativa y comercial de la EPS, y la instalación de nuevos medidores.

Asimismo, la nueva estructura tarifaria utilizará un subsidio cruzado para ayudar a las familias de bajos ingresos económicos. La Sunass informó que un 42% de los usuarios domésticos será beneficiado con este sistema, el cual permitirá que este grupo no pague la tarifa real y sea subsidiado por los usuarios con mayores ingresos. Los procesos de inclusión y exclusión de los beneficiarios del subsidio serán realizados por el Sistema de Focalización de Hogares (Sisfoh) del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).

Así, un usuario doméstico pagará S/0.71 por metro cúbico de agua potable, mientras que el costo real de la prestación del servicio es de S/2.24 por metro cúbico. Además, el ente regulador también modificó las alzas establecidas en el plan anterior: para el 2020, el alza pasará de 14% a 7%, mientras que para el 2021 pasará de 9.2% a 7%.

Según Sunass, la modificación de la tarifa “favorece a la población atendida y a la empresa. A la primera porque se beneficiará del compromiso de la empresa reflejado en las metas de gestión, cuyo cumplimiento traerá consigo una mejora en la calidad y continuidad de los servicios, y a la segunda debido a que su aplicación coadyuvará a su sostenibilidad económica y viabilidad financiera”.

Artículos Relacionados