13 junio 2018

Oppenheimer: "El impacto de la automatización será mayor en los países de ingresos medios"

El escritor argentino señaló que el Perú invierte alrededor del 0.2% de su PBI en innovación.

El escritor y periodista argentino, Andrés Oppenheimer, advirtió que pese a las exigencias y retos que plantea la automatización—fenómeno que según estimados del Banco Mundial podría afectar a cerca del 40% de la fuerza laboral peruana— los avances que se han dado en países como el Perú siguen siendo insuficientes para enfrentar el “tsunami” que vendrá en los próximos años.

En el Foro Industrial 2018 denominado ¿Queremos industria en el Perú?, y que es organizado por la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Oppenheimer señaló que “el impacto de la automatización será mayor en los países de ingresos medios”. “Los robots van a reemplazar a los trabajos típicos de la manufactura, en países como México es un porcentaje mucho mayor, mientras en países como Bangladesh seguirán con la mano de obra barata que les da rentabilidad, por un tiempo”, dijo.

Agregó que los robots van a reemplazar “los trabajos típicos” de la manufactura. De acuerdo a un reporte de la consultora McKinsey, consignado por El Comercio, las industrias con mayor potencial de automatización son Hotelería y Restaurantes (73%), Manufactura (60%), Logística (60%), Agricultura (60%), Retail (57%) y Minería (53%). Las industrias menos automatizables serán Arte y Entretenimiento (41%), Tecnología de la Información (36%), Management (36%) y Educación (35%).

artículo relacionadoMás ahorros y automatización de las operaciones

Oppenheimer, quien en 1987 fue coganador del Premio Pulitzer, instó al país a elevar su inversión en innovación, dado que según indicó representa alrededor del 0.2% del PBI peruano, mientras en países como Corea del Sur e Israel se destina alrededor del 4.2%, y en Brasil se invierte cerca del 1%. “Para enfrentar este tsunami de automatización debemos ser conscientes de que tenemos un problema. Después debemos apretar el acelerador a la educación, a la ciencia y a la innovación. Hay que empezar a pensar en políticas y para eso, además de las leyes, las regulaciones, tenemos que cambiar nuestra mentalidad”, dijo.

En esa línea, sostuvo que las personas deben perderle el miedo al fracaso y glorificar, así como se hace a los futbolistas, “a nuestros fisicos, quimicos y empresarios”. A su turno el exministro de Economía, Alonso Segura, sostuvo que el reto como país es ejecutar un plan agresivo orientado a mejorar la educación; buscar nuevos motores de crecimiento, en referencia a la diversificación productiva; impulsar la innovación a través de la capacitación de los jóvenes, lo que a su juicio solo será posible si el sector público y privado se une.

“En realidad uno de los mayores retos que tenemos es la interacción entre sector público y privado, cómo hacer para que haya más diálogo constructivo”, dijo. Además agregó que más que complacencia, lo que existe en el país es una falta de visión sobre las políticas públicas que se necesitan.

Artículos Relacionados