PabloEspinel
Asia Light Por Pablo Espinel

En las últimas tres semanas, las bolsas de China han caído 30% desde su pico a mediados de junio. 

Para entender las implicaciones y consecuencias a mediano y largo plazo de esta situación, entrevisté* a mi amigo y uno de los mayores expertos en este tema, el profesor Dr. Joseph Cherian, Director del Centro de Investigación de Gestión de Activos e Inversiones (CAMRI) de la Escuela de Negocios de la Universidad Nacional de Singapur (NUS). El Profesor Cherian fue Managing Director, Global Head, y CIO del Grupo de Estrategias Cuantitativas del banco Credit Suisse en Nueva York, con responsabilidad directa sobre más de US$67.000 millones en activos de clientes. Es ingeniero eléctrico por el Massachussets Institute of Technology (MIT) y tiene un PhD en Finanzas de la Universidad de Cornell.

JoeCherian

Dr. Joseph Cherian

Joseph, a la luz de la caída de las bolsas chinas, ¿se terminó la era de rápido crecimiento económico en China?

La era de rápido crecimiento económico en China de los años anteriores prácticamente ha terminado. China va a tener un crecimiento más moderado en comparación con el pasado; de hecho, el pronóstico del gobierno (y de muchos otros economistas) para el crecimiento del PBI en los próximos años se encuentra entre 6% y 7%. Esto sigue siendo bueno, pero significa que el crecimiento del empleo, el aumento de valor de las propiedades y bienes, y todas las otras cosas buenas que vinieron con el crecimiento vertiginoso de los años anteriores se ralentizarán.

En el lado positivo, los precios más bajos de las materias primas, especialmente del petróleo, y las reformas financieras que el gobierno está llevando a cabo –por ejemplo, liberalizando lenta y constantemente el Renminbi y los mercados de bonos, institucionalizando mejores normas reglamentarias al tiempo que se mejora la eficiencia y la conectividad de los mercados de capitales, ocupándose del enorme nivel de deuda privada, especialmente con respecto al margin debt, y luchando contra la corrupción y mejorando la gobernabilidad– beneficiarán a China en gran medida en el largo plazo. También tengo la impresión de que el gobierno chino se está centrando ahora en la calidad del crecimiento, en lugar de la cantidad.

Los valores confucionistas chinos y la noción de ‘grupo’ pueden ser muy poderosos, como se ha explicado en este blog. ¿Cuál es el papel del comportamiento de manada (herd behavior) en esta crisis? ¿Podría haber sucedido en una sociedad no-confucionista (más individualista)?

El comportamiento de manada ahora es un término muy utilizado dentro de una enorme área de investigación académica llamada economía del comportamiento. La investigación ha demostrado que el comportamiento gregario es inmune a la cultura, la religión, la raza, la geografía y el género. Todos los seres humanos exhiben muchas formas de comportamiento en la inversión y el ahorro, y el comportamiento de manada es uno de los principales. Creo que el mercado de valores chino también ha visto una buena parte de comportamiento de manada y, sobre todo ‘momentum investing’ (es decir, invertir basándose en tendencias). Y puesto que las bolsas de China están dominadas por inversionistas minoristas, este comportamiento termina siendo más pronunciado.

¿Qué es lo mejor que China puede hacer para apoyar el mercado o para prevenir una caída aún mayor?

[El gobierno de] China no debió haber hecho nada y hubiera dejado que los mercados sigan su curso. Los mercados financieros chinos deben reflejar los fundamentos a largo plazo de las empresas que cotizan en bolsa, en lugar de los caprichos y fantasías de los momentum inversionistas. En otras palabras, ¡China necesita inversionistas que sean más como Warren Buffet que como Eddie Murphy y Dan Aykroyd en la película de los ochenta Trading Places (‘De mendigo a millonario’)!

¿Se recuperará el mercado de valores chino?

En el largo plazo, los mercados chinos sin duda se recuperarán ya que hay un buen crecimiento económico y de actividades de negocios en el país más poblado –y uno de los más trabajadores– del mundo. Los sectores digital y de la tecnología, del cuidado de la salud, del consumo (por ejemplo, lifestyle, alimentación y bebidas, internet, etc.) siguen siendo temas de inversión muy atractivos para China.

¿Qué impacto, si lo hay, tendrá esta caída en el largo plazo en los mercados de valores internacionales? ¿O es el mercado de valores de China demasiado pequeño?

El mercado de valores de la ‘Gran China’, que incluye a Hong Kong, tenía un valor conjunto de más de US$14 billones (trillions) antes de la caída. La inversión del gobierno en infraestructura –represas, carreteras, trenes de alta velocidad– y las recientes medidas de apoyo para apuntalar el mercado son insignificantes en comparación con el tamaño del mercado de valores de la ‘Gran China’ en su conjunto.

Si bien una gran cantidad de valor fue destruido en la reciente caída, la mayoría de afectados son inversionistas chinos. Los inversionistas extranjeros aún representan una pequeña parte del mercado total (alrededor del 1.5%), [por lo que el impacto en los mercados internacionales será menor].


*entrevista traducida del inglés