IPAE
CADE en Agenda Por IPAE
Publiblog
auspiciado
Leticia Malaquio, miembro del Comité CADE Educación 2017

Estudiantes de secundaria en Pasco mejoran sus capacidades con prácticas educativas innovadoras

En 1996 un informe de la UNESCO planteó que la educación debería basarse en 4 pilares: (i) aprender a ser; (ii) aprender a conocer; (iii) aprender a hacer; y, (iv) aprender a vivir juntos, evidenciando la necesidad de rediseñar los currículos para fomentar otro tipo de competencias: las necesarias para enfrentar los retos del siglo XXI.

Por tanto, el foco del proceso educativo debería ser desarrollar las habilidades que permitan aplicar el conocimiento de forma práctica en la vida diaria. Dicho de otra forma, es preponderante romper el molde del sistema educativo que ha permanecido por siglos en la misma caja, adoptando nuevos comportamientos y nuevas reglas, con resultados diferentes.

Precisamente, el nuevo paradigma de la educación del siglo XXI pone énfasis en la necesidad de innovar las prácticas educativas, motivando a los estudiantes y empoderando a los docentes. En esa línea de acción, vale la pena mencionar a modo de ejemplo, el rol de una institución como IPAE que, como parte de su compromiso con la educación, desarrolló una propuesta pedagógica para estudiantes de secundaria denominada “Aprender Haciendo”, enfocada en desarrollar las competencias matemáticas y habilidades para la vida, como colaboración, pensamiento crítico, inteligencia emocional.

Dicha propuesta se ejecutó en el 2016 beneficiando a 200 estudiantes de los distritos de Yarusyacán y Yanacancha (Pasco). La evaluación del proyecto registró una mejora de 23 puntos porcentuales en el área de matemáticas, mientras que años previos la mejora promedio fue 2 puntos. A su vez, la Evaluación Censal de Estudiantes 2016 aplicada por el Ministerio de Educación, mostró una mejora significativa de 10 puntos porcentuales, mientras que las escuelas de la zona que no participaron del proyecto mejoraron solo 4 puntos.

Para estimular el gusto por las matemáticas las clases se desarrollaron en entornos ajenos al aula introduciendo dinámicas y juegos de concreto durante las sesiones, destacando el Sudoku, Puzzles de Altura y Cubo de Rubik. Los recursos fueron replicados por los estudiantes usando material reciclado de la zona. Además, para educar “fuera de la caja” era vital tener equipos altamente motivados y empoderados, lo cual fue posible involucrándolos en la propuesta educativa a través del Design Thinking, metodología que permitió a los docentes construir, diseñar e innovar los procesos de enseñanza-aprendizaje, haciéndolos más creativos.

Esta experiencia nos ratifica la necesidad de pensar en metodologías innovadoras que aseguren resultados de impacto en los estudiantes peruanos; por ello, CADE Educación 2017 promoverá el diálogo sobre propuestas para transformar la educación secundaria en espacios flexibles, donde los estudiantes sean protagonistas de los desafíos del futuro.