IPAE
CADE en Agenda Por IPAE
Publiblog
auspiciado
Por: Mari Loli Camarero – Miembro del Comité CADE Universitario 2018

Hace algunas semanas tuve que preparar una presentación para un panel sobre Felicidad y Sostenibilidad. A medida que pensaba cómo relacionar ambos conceptos, gratamente fui asimilando que en los últimos años la sostenibilidad ha tomado un rol cada vez más protagónico y que ya forma parte del lenguaje de cualquier empresario de alto nivel.

Existe ya un consenso mínimo dentro de las empresas más representativas en que la forma correcta de hacer negocios es poniendo la sostenibilidad en el centro de la estrategia y la cultura de sus compañías. Además, cada vez somos más los profesionales que optamos por trabajar en empresas que compartan nuestros valores y tengan una propuesta clara respecto a su contribución con el desarrollo sostenible del país.

El trabajo que uno escoge es una forma de vida, y considerando el tiempo que pasamos en nuestras oficinas, debemos procurar que éste sea un espacio agradable; que nos permita crear y que nos dé felicidad.

De hecho, diferentes estudios e investigaciones como las de Jorge Yamamoto demuestran que las personas felices son más productivas y tener colaboradores más productivos es sin duda algo que les interesa mucho a las empresas, así que lo natural sería que se esfuercen en desarrollar colaboradores más felices.

¿Y cómo desarrollar colaboradores más felices? No existe una fórmula mágica, pero pensando en mí y quizá en las expectativas de las diferentes personas con las que he trabajado a lo largo de los años, lo principal es permitirles a los colaboradores tener un balance óptimo entre su vida personal y profesional. Así mismo, debe generarse un compromiso mutuo hacia el propósito de la empresa que les permita a los colaboradores saber que son parte de la construcción de algo más grande. Y por último, toda empresa debe tener un genuino interés en contar con profesionales capaces de promover un ambiente de trabajo positivo.

Hoy más que nunca el rol de las empresas es fundamental para pensar más allá del negocio y convertirse en ciudadanos corporativos capaces de desarrollar un tipo de felicidad sostenible a través de la construcción o reconstrucción de valores que apuesten por el bien colectivo y nos permitan convivir en armonía para relacionarnos mejor entre peruanos y con los peruanos que están por venir. Después de todo, el futuro será de quienes lo construyamos.