IPAE
CADE en Agenda Por IPAE
Publiblog
auspiciado

 

Lea Sulmont, Consejera del Consejo Nacional de Educación.

El hashtag # es tenencia. El audio se volvió viral. El post alcanzó miles de likes.

Estas expresiones cotidianas dan cuenta del poder que las tecnologías digitales otorgan a los individuos para difundir contenidos multimedia a una audiencia global. Vivimos en tiempos en el que la forma de acceder y crear contenidos a través de las redes sociales es una expresión de los nuevos espacios de participación caracterizados por la inmediatez y la interactividad. Estos espacios representan una oportunidad para nuestra sociedad, pero al mismo tiempo, un riesgo para el ejercicio de la ciudadanía, si es que la participación de los individuos no va acompañada de una actitud crítica y sentido de responsabilidad sobre los contenidos y opiniones que circulamos en la red.

En un escenario globalizado donde las tecnológicas están generando una transformación digital en todos los campos, tenemos que repensar qué competencias necesitan desarrollar los ciudadanos del siglo XXI. Frente a esa realidad, este año CADE Educación que tiene por lema “Educando a los ciudadanos para el Perú que queremos”, propone analizar los desafíos que nos plantea la ciudadanía digital.

El concepto de ciudadanía se asocia con “los derechos y responsabilidades de vivir en una comunidad” (Impero 2016). Sin embargo, en una era digital, la ciudadanía concierne a todos los que utilizamos regularmente Internet y las tecnologías de la información. Si bien existen diversas definiciones sobre ciudadanía digital (Ribble, 2011; UNESCO, 2015; OECD, 2016), coinciden en que debe desarrollarse de manera trasversal desde la escuela y en nuestras interacciones sociales. Para este fin, proponemos tres elementos claves a desarrollar:

-Identidad digital: Involucra la gestión coherente y responsable de los datos personales y los elementos de privacidad, reputación y visibilidad en entornos digitales.

-Acceso seguro: Implica la adopción de prácticas saludables, seguras, y éticas al usar herramientas digitales, respetando las regulaciones en diferentes contextos públicos y privados.

-Participación ciudadana: Supone involucrarse en asuntos de interés público, local y global, en entornos y redes digitales, demostrando interés y expresando sus opiniones con libertad y respeto en las interacciones sociales que establece.

El siglo XXI nos desafía a construir una sociedad que refleje principios democráticos en el ejercicio cotidiano de nuestra ciudadanía ambos mundos, el físico y el virtual. Por ello, estas prácticas apuntan a desarrollar competencias para ejercer nuestros deberes y derechos en entornos digitales, construyendo una identidad digital, accediendo y participando en redes locales y globales, promoviendo interacciones sociales éticas, seguras y responsables.