Miguel AngelGarcía
Competitividad y pymes Por Miguel Angel García

En el último CADE de Ejecutivos realizado en diciembre pasado, hubo un anuncio muy importante: la creación de un Consejo Privado de Competitividad (CPC). Esta noticia, sin duda, me fue de gran agrado, pues es una señal de querer poner nuevamente la tan necesaria competitividad en la agenda nacional.

Para conocer más sobre los alcances de dicho consejo tuve la oportunidad de conversar con el presidente de IPAE, Julio Luque, institución que lidera la creación de dicho consejo. Mi agradecimiento a Julio por su tiempo e información brindada.

Fuente imagen: ipae.peJulio Luque. Fuente imagen: www.ipae.pe

Por qué un CPC

El CPC nace como una respuesta frente a la necesidad de articular propuestas desde el sector privado en cuanto a cómo impulsar la productividad del país. Tal como señala Luque, “La única salida para generar prosperidad al Perú es aumentar la productividad de los peruanos. Y la competitividad no es otra cosa que el conjunto de factores que uno puede trabajar en un país para que esa productividad aumente”.

Otra de las razones que ha motivado la creación del consejo es que el Perú se está volviendo menos competitivo cada año que pasa,lo cual se ve reflejado en su caída dentro de los diversos rankings internacionales. Por ejemplo, en el ranking del World Economic Forum hemos descendido cinco posiciones respecto al año pasado y once puestos comparado hace tres años. Actualmente nos encontramos en la ubicación 72 de 137 países analizados.

A su vez, el consejo ha sido inspirado en la experiencia de otros países que ya cuentan con consejos de este tipo. Para ello, representantes de IPAE y la CAF visitaron algunos países de la región para conocer más sobre cómo funcionan estas iniciativas. El caso más resaltante es sin duda Panamá, el cual tiene un consejo público – privado que al parecer les está dando muy buenos resultados, ya que el país se encuentra entre las tres economías más competitivas de América Latina.

Características del CPC

En cuanto a la conformación del consejo, estaría compuesto por representantes del sector privado pero no a nivel gremial, de tal manera de garantizar que el consejo no está actuando a favor de un sector en particular. Por otra parte, se han tenido conversaciones con el gobierno de tal manera de identificar la mejor forma en la cual el consejo pueda interactuar y colaborar con el sector público, principalmente con el Consejo Nacional de Competitividad (CNC).

Un actor importante también dentro del consejo será la CAF, ya que financiará en un 50% la operación del consejo, siendo el otro 50% asumido por IPAE. Asimismo, la CAF acompañará con su conocimiento técnico y experiencia en políticas de competitividad y productividad.

Finalmente, en la actualidad ya se vienen realizando las gestiones para que el consejo empiece a operar lo más probable en marzo, siendo Fernando Zavala quien lo presidiría. De acuerdo a Luque respecto a la selección de Zavala: “Se necesitaba a alguien con experiencia en el sector publico, que sepa lo difícil y complicado que es implementar políticas públicas en el Perú, pero que a su vez tenga la confianza del sector privado”.

Funciones del CPC

Sin duda una de las principales funciones del consejo será presentar al gobierno las propuestas del sector privado en materia de competitividad, así como acompañar en su implementación. En ese sentido, el consejo tendrá como guía los doce pilares de la competitividad propuestos por el World Economic Forum y se concentrará en aquellos pilares en los cuales las reformas a proponer puedan tener un impacto significativo.

Asimismo, el consejo tendría algunas características de un think tank pero sobretodo de un action tank. Al respecto comenta Luque: “Claro, vamos a hacer estudios, generar información y corrientes de opinión [de manera similar a un think tank]. Pero en el Consejo de Competitividad lo que se busca es actuar, lo que se busca es que esas ideas y propuestas se ejecuten”.

Por otra parte, las propuestas del consejo no solo estarán dirigidas al Estado sino al propio sector privado, de tal manera que también se realicen reformas al interior de las empresas.Las inversiones que realizan las compañías en innovación, transformación digital y gobernabilidad tienen sin duda también un impacto en la competitividad global del país.

Institucionalizando la competitividad

Ya he comentado en artículos anteriores que nuestra precaria institucionalidad es quizá el obstáculo más importante en nuestro objetivo de convertirnos un país desarrollado. Problema que ha sido confirmado con nuestros malos resultados en el ranking de competitividad del World Economic Forum en cuanto a esa variable. Autores como Carlos Ganoza y Andrea Stiglich también alertan sobre esta situación en su libro El Perú está calato (Planeta, 2015).

En ese sentido, y tal como lo señala el título de este artículo, este consejo da un paso hacia la institucionalidad, concretamente hacia la institucionalidad de la agenda de competitividad, ya que el consejo será un espacio donde los distintos actores alcancen consensos sobre cuáles deben ser las políticas para impulsar nuestra productividad.

Justamente a ello se refería el presidente de la CAF, Luis Carranza, cuando hablaba en el CADE 2017 que la coyuntura actual requiere de un ‘pacto político por la productividad’. Allí señaló que lo que el Perú ha progresado en las últimas décadas se debe primero porque apostamos por un ‘pacto por la estabilidad’ (ej. un BCR independiente, finanzas públicas equilibradas) y luego apostamos por un ‘pacto por la igualdad’ (ej. reducción de indicadores de pobreza). Ha llegado el momento de hacer un nuevo pacto, ahora por la productividad y la competitividad.

Luis Carranza en el CADE 2017. Fuente: IPAE

Por otra parte, sería ideal que el consejo en sí mismo no solo sea un aporte a la institucionalidad sino que también presente propuestas para fortalecerla en aspectos tales como derechos de propiedad, solución de conflictos sociales, transparencia y las tan necesarias reformas electorales y del Poder Judicial.

Desde este espacio saludamos esta iniciativa, pero tal como también señala el título es un primer paso. Los siguientes pasos los irá dando el consejo conforme va elaborando e implementando sus propuestas. Desde aquí seguiremos su trabajo y también ofreceremos ideas y sugerencias que espero el consejo las recoja. Todos los éxitos, el Perú lo necesita.

Miguel Angel García. Sígame en Twitter aquí.

LinkedIn