Jaime R.Sotomayor
Darwin digital Por Jaime R. Sotomayor

¿Te has preguntado cuál es la mejor manera de insertar el chip de innovación en tu organización? Existen muchos caminos para poder hacerlo, y uno de los más eficientes es el de trabajar de la mano de startups, empresas culturalmente innovadoras que desarrollan tecnologías, productos y mercados comúnmente inexplorados por las grandes empresas.

En este artículo, te voy a recomendar cuál es la manera más eficiente de invertir tus recursos para desarrollar innovación de acuerdo al horizonte de innovación en el que tu empresa se encuentre, ya sea que quieras expandir tu core, descubrir nuevos modelos de negocio o invertir en oportunidades visionarias de alto potencial.

Horizonte 1: Innovar para extender tu core business

En esta etapa, las compañías buscan aumentar el ritmo de innovación de lo que vienen haciendo, incrementar la rentabilidad de sus negocios actuales, alcanzar nuevos públicos en su mismo rubro o cubrir un nicho específico del mismo. Un ejemplo de innovación en este horizonte es la constante mejora de interfaz de Facebook o la adquisición de Instagram por este último para mejorar la experiencia visual de sus productos y expandir su mercado.

Para innovar en este horizonte, tenemos dos opciones. La primera es desarrollar un centro de innovación interna conformado por un equipo multidisciplinario que esté pensando en nuevas ideas y experimentando constantemente con nuevos productos. Este es el caso del Centro de InnovacXion de BCP, La Victoria Lab de Intercorp, Aporta de Grupo Breca, entre otros.

La segunda opción es la de invertir en startups que ya estén cubriendo un segmento de negocio que tu organización no se haya detenido a explorar por su propia naturaleza. Por ejemplo, si eres un banco, podrías invertir en una empresa de microcréditos para no bancarizados, donde ya haya un equipo formado, mercado ganado y la tecnología para trabajar en este nuevo segmento, mientras que tú tienes los recursos financieros y el know-how para escalar rápidamente el negocio en construcción.

Horizonte 2: Innovar para desarrollar nuevas oportunidades de negocio

En este horizonte, la innovación te permitirá dirigir tu negocio hacia nuevas líneas, productos, mercados y oportunidades que van más allá de lo que regularmente se hace. Un buen ejemplo de esta etapa es cuando Facebook, la red social más grande del mundo, adquirió Whatsapp con la finalidad de apoderarse de un segmento importante del mercado de mensajería instantánea.

En esta etapa, es más complejo trabajar por cuenta propia. Por ello, la mejor opción es la de adquirir startups, ya que son la manera menos costosa de generar innovación. El motivo es que ellos ya tienen una tecnología desarrollada, que de otro modo tú deberías desarrollar desde cero; un equipo motivado y experimentado, que de otro modo tú deberías formar desde cero; y un mercado ya ganado, que de lo contrario tú tendrías que conquistar desde cero. Entonces, en lugar de gastar en innovar desde cero, la mejor opción es hacer parte de tu equipo a una startup con algunos pasos más adelante que tú.

Mi recomendación para esta etapa es que, antes de comprar una startup, se adquiera participación en ella por un monto chico. Así, podrán identificar la mejor manera de trabajar en conjunto sin apagar el motor de innovación y crecimiento de la startup. Durante una adquisición, la cultura de tu compañía y de la startup se mezclan y estas últimas corren el riesgo de perder el dinamismo y la innovación por la que fueron adquiridas. Un caso de éxito en esta etapa fue la adquisición de Paypal por Ebay, donde ambas encontraron éxito por su lado, y haberlas fusionado hubiera podido apagar el potencial de Paypal.

Horizonte 3: Innovar para exponenciar tu negocio

En esta etapa, las compañías más visionarias buscan invertir en oportunidades de innovación disruptiva; es decir, en productos o mercados nuevos e inexplorados con alto potencial de escalabilidad en los próximos años. Un claro ejemplo de este horizonte de innovación es cuando Google invirtió, mediante su brazo de inversión Google Ventures (GV), en la empresa de genética personal 23andMe.

Para innovar en esta etapa, tenemos dos opciones. La primera consiste en invertir en muchas startups con potencial de escalabilidad de al menos 10X su tamaño. Este tipo de empresas suelen replantear el modelo mental de hacer negocios para hacer cosas totalmente disruptivas. La otra opción es desarrollar moonshots, proyectos que incentivan a las personas a resolver grandes desafíos mediante soluciones radicales, descartando lo que ya sabemos y entregando soluciones disruptivas. Usualmente estos modelos son altamente riesgosos, pero de gran potencial, como es el caso de los proyectos de GoogleX y Telefónica Alpha.

Mi recomendación final para ti es que desarrolles los tres horizontes de innovación al mismo tiempo ¿Por qué? Porque es la única manera de reinventar tu organización a lo largo del tiempo y mantenerte vigente en el mercado. Para eso, tienes que saber cómo colocar tus recursos a lo largo de los 3 horizontes, sin descuidar la visión y aprovechando las oportunidades de crecimiento exponencial. Ahora que leíste este artículo, ¿qué startup necesitas como aliada en tu empresa?

¿Disfrutaste leer este artículo?

¡Hola! Soy Jaime Sotomayor, gerente de Aceleración en Wayra Perú (aceleradora global de startups digitales de Telefónica Open Future). Cada dos miércoles publico en SEMANAeconómica un nuevo artículo relacionado a innovación, tecnología y emprendimiento. Te invito a que te suscribas a mi newsletter gratuito aquí para que no te pierdas ninguna noticia. También puedes visitar mi página web jaime.pe y seguirme en Facebook y Twitter, donde diariamente comparto novedades.

LinkedIn