Jaime R.Sotomayor
Darwin digital Por Jaime R. Sotomayor

Según un estudio de Yale University, la expectativa de vida de una empresa listada en el índice S&P 500 como líderes en el mercado ha decrecido en más de 50 años en el último siglo, de 67 años en 1920 a tan solo 15 años hoy. Estas empresas líderes están siendo amenazadas no por un puñado de nuevas organizaciones sino por miles de startups que son más ágiles y que atacan a cada uno de los productos y servicios que brinda la gran organización. Si una gran empresa es una ballena, entonces las startups son unas pirañas. ¿Qué pueden hacer las empresas para mantenerse vivas? Innovar. ¿Cómo?

Recientemente, tuve el gusto de leer The Startup Way, por Eric Ries, el mismo autor del famoso Lean Startup que hoy es texto sagrado de toda startup. Este libro contiene muchas observaciones y lecciones que el autor ha podido identificar al trabajar en insertar innovación en las grandes corporaciones. Tiene propuestas muy interesantes, pero antes de ofrecer una en particular, me gustaría sentar la base brindando una breve explicación de cómo funciona el mundo de las startups y los fondos de inversión de capital de riesgo (venture capital funds).

¿Qué es una startup?

Según Steve Blank, pionero en las nuevas teorías de gestión para startups, una startup es una organización temporal en búsqueda de un modelo de negocio escalable y replicable. Para lograr esto, una startup debe de ser ágil en probar múltiples experimentos con la finalidad de identificar un modelo de negocio escalable y replicable, pero además también lo suficientemente adaptable para que pueda cambiar de un modelo de negocio a otro. Adicionalmente, todo esto lo debe de lograr con un reducido presupuesto y en un corto tiempo. Caso contrario, la startup puede morir por falta de oxígeno (dinero).

¿Qué es un Inversionista de Capital de Riesgo?

Comúnmente referido como un VC, Venture Capital es un fondo de capital de riesgo que busca invertir en startups que puedan tener retornos a corto plazo de por lo menos diez veces su inversión. Encontrar estos proyectos no es fácil y el riesgo está en todas las etapas, más aún al inicio. Estas organizaciones cumplen un rol fundamental en el ecosistema, la de financiar a las startups con mayor potencial. Facebook, Google, Uber y todos los unicornios que conocemos han sido financiados por VC. Estos financiamientos no son todos realizados ‘de golpe’ sino en etapas (stages). Por ejemplo, una startup arranca recibiendo capital semilla de US$50,000 a US$500,000, luego va por una serie A donde levanta de US$1,500 a US$5,000, de ahí a una serie B de US$10,000 a US$50,000, y de ahí a la C, D, E y las que sean necesarias hasta poder ofertar acciones en la bolsa (IPO)

El rol de los VC es la determinar en qué startup vale la pena seguir invirtiendo y en cuál no. Los criterios para invertir no se basan en la afinidad con el emprendedor, sino por el potencial de mercado que se presenta. Esto se calcula de múltiples maneras, no es sencillo, pero principalmente se logra demostrando un crecimiento acelerado de ventas y/o adopción de usuarios. Es decir, la decisión de seguir apoyando una startup se debe por mérito y no por qué tan bien me caen los emprendedores.

¿Por qué menciono lo que es una startup y cómo funciona el mundo del Venture Capital?

Considero que este modelo, con sus obvios retos, puede ser replicable en toda organización. Si empezamos a tratar a nuestros colaboradores como emprendedores, a los proyectos de innovación como startups, y a los vicepresidentes como inversionistas, entonces creamos un ecosistema emprendedor dentro de nuestra empresa.

¿A cuánto ascendería la inversión necesaria para implementar este ecosistema emprendedor en la organización?
Lo que te cueste contratar a un Vicepresidente (VP) de emprendimiento.

¿Qué es un VP de emprendimiento?

Es una persona con un alto rango dentro de la organización que va a trabajar de manera transversal con todas las áreas para ayudarlas a innovar. Tiene que ser de rango VP para que tenga contacto directo con el CEO de la empresa y peso suficiente para lograr cambios importantes en la organización, al igual que los de marketing, finanzas y tecnología, por listar algunos.

¿Por qué necesitamos un VP de emprendimiento?

Les comparto tres motivos por el cual toda organización podría beneficiarse de tener una persona que cumpla este rol.

Motivo #1: Insertar el ADN emprendedor en la organización

Como mencioné, las startups por naturaleza y necesidad tienen que ser ágiles y adaptables si es que desean sobrevivir. Esta lucha contra el tiempo, de lograr experimentar antes que se agote el dinero, es lo que hace que la innovación surja. Un VP de emprendimiento tiene que insertar esa sensación de urgencia en cada área de la organización.

Motivo #2: Asegurar que los proyectos sean evaluados y financiados por su mérito

Al igual que una startup es financiada por sus méritos y no por su afinidad con el inversionista, los proyectos de innovación dentro de la organización deben de ser tratados de la misma manera. Un proyecto que esté demostrando tracción (adopción de usuarios) debería de seguir siendo financiado y pasar a una siguiente etapa. Aquellos proyectos que no lo cumplan deberían ser rápidamente descartados y sus integrantes incentivados a dar inicio a uno nuevo. El tiempo es oro. El rol de un VP de Emprendimiento en este caso será la de enseñar a los emprendedores internos de la organización a cómo presentar sus proyectos de la misma manera que una startup se presenta a un inversionista. Es decir, cómo hacer un buen pitch, cómo medir sus Métricas (KPI), cómo lograr tracción comercial y finalmente cómo solicitar más dinero (levantar fondos). Adicionalmente, tiene que enseñarle a los directores y gerentes de las áreas a cómo evaluar los proyectos como si estuvieran lidiando con una startup.

Motivo #3: Alguien tiene que tener la visibilidad total de los proyectos innovadores

Finalmente, el VP de Emprendimiento es aquella persona que tiene una visibilidad de los proyectos innovadores que se están gestando en todos los rincones de la organización. En la gran mayoría de las empresas, las áreas trabajan como silos y no tienen idea de lo que pasa en otras partes. Este es una oportunidad perdida, dado que lo que una área ha venido haciendo puede ser de gran utilidad para otras. Por ejemplo, una tecnología desarrollada por un área puede ser de importante uso para otra, incluso integrables. También lecciones de éxitos y fracasos de otras áreas pueden ahorrar tiempo y dinero a otros gestores en la organización. El VP de Emprendimiento, en este caso, al tener la visibilidad, puede orquestar la innovación en la organización. En la gráfica de abajo pueden observar la propuesta de organigrama de Eric Ries en la que se muestra el lugar de un VP de Emprendimiento en la organización.

(Fuente: The Startup Way, por Eric Ries)

Si desean conocer más sobre cómo insertar metodologías ágiles, las que usan las startups, en sus organizaciones, les recomiendo The Startup Way, por Eric Ries.

¿DISFRUTASTE LEER ESTE ARTÍCULO?

¡Hola! Soy Jaime Sotomayor, gerente de Aceleración en Wayra Perú (aceleradora global de startups digitales de Telefónica Open Future). Cada dos miércoles publico en SEMANAeconómica un nuevo artículo relacionado a innovación, tecnología y emprendimiento. Te invito a que te suscribas a mi newsletter gratuito aquí para que no te pierdas ninguna noticia. También puedes visitar mi página web jaime.pe y seguirme en Facebook y Twitter, donde diariamente comparto novedades.

LinkedIn