Jaime R.Sotomayor
Darwin digital Por Jaime R. Sotomayor

Hoy en día, está clarísimo que la innovación es necesaria para la supervivencia de las empresas. Leemos constantemente noticias que nos lo reafirman, como esta de agosto del 2017 que evidencia cómo la tecnología está reduciendo el tiempo de vida promedio de las empresas a tan solo 20 años. A pesar de estas advertencias, vemos que se destina poco del presupuesto a la innovación. ¿La causa? Es muy arriesgado. Invertir en lo incierto involucra que en determinados casos uno pueda fallar, algo que no es bien visto en las organizaciones. Felizmente para la sociedad, existen los emprendedores. Son un grupo minoritario que suelen ser más avezados, tienen menos que perder y mucho por ganar. Hoy el vehículo preferido por estas personas para traer la innovación al mundo es comúnmente conocido como startup.

Pero si la startup está innovando, ¿esto significa que mi empresa será desplazada? No necesariamente, existen maneras para prevenir esto. Y la que les quiero presentar se llama innovación abierta. Esta innovación se da cuando abrimos nuestras puertas y atraemos el talento externo a nuestra organización trabajando con las startup.

Fallamos en predecir el futuro

Como seres humanos tenemos la fascinación de predecir el futuro y creemos ser buenos en esto, la verdad es que no los somos. Nos basamos en lo que dicen los expertos y año tras año nos damos cuenta lo errado que estábamos. Lo mismo le suceden a las organizaciones, creen saber lo que van a ofrecer a sus clientes por los próximos 10 años. Si realmente queremos tener una verdadera oportunidad para innovar debemos de aceptar que el mundo es muy complicado para predecir lo que va a suceder con certeza y adoptar una nueva estrategia.

En una conferencia tuve la oportunidad de escuchar la estrategia de innovación de una multinacional japonesa de parte de su Director de Innovación. Él compartía con la audiencia que tenía definido con precisión los productos que se lanzarían al mercado por los próximos 12 meses pero que todo lo que vendría después era incierto y que múltiples caminos que él desconocía podrían surgir. El ejemplo que utilizaba era la de un camino que se bifurcaba en múltiples rutas, y estas a su vez en otras. Mientras más distante uno deseaba observar, más nublado se volvían los caminos. Es cuando nos vamos acercando, que la niebla desaparece y podemos ver con claridad. Pero si esperamos a que esto suceda para innovar, llegaremos tarde a la fiesta. ¿Qué solución hay? Invertir y trabajar con startups. Si bien el Director de Innovación no sabía qué productos sus cliente demandarían en los próximos 5 años, lo que sí podía hacer es apostar por nuevas tecnologías. Dado que es difícil saber cuál será la ganadora, hay que diversificar nuestras inversiones. Si tenemos claro nuestro norte, entonces podemos buscar startups en determinadas verticales como por ejemplo Blockchain o Inteligencia Artificial.  

¿Pero por qué invertir en startups en vez de desarrollarlo internamente?

Es muy simple, no te van a alcanzar los recursos para desarrollar todo en casa. Es aconsejable utilizar parte del presupuesto para desarrollo interno y otro para invertir en gente apasionada que busca crear el futuro.

Un último ejemplo para ilustrar la urgencia de vincularnos con startups, es el caso del banco Wells Fargo en Estados Unidos. En la imagen podrán apreciar todas las startups que están de alguna manera u otra ofreciendo una solución que compite con uno de los productos de Wells Fargo. Es decir, Wells Fargo no solo debe de competir contra otros bancos sino que también tiene que defenderse de estas startups que individualmente quieren robarle parte del negocio a Wells Fargo. Es como ver una ballena ser devorada por pirañas. ¿Qué hay que hacer? Empezar a invertir y aliarse con estas startups.

Fuente: CB Insights

¿Cómo empiezo a trabajar con las startups?

Dejo este punto para tratarlo con mayor detalle en mi siguiente artículo donde les compartiré la ruta típica que realizan las corporaciones y las lecciones que hemos ido aprendiendo en el camino en nuestra organización.

¿DISFRUTASTE LEER ESTE ARTÍCULO?

¡Hola! Soy Jaime Sotomayor, Gerente de Portafolio en Wayra Perú (brazo de innovación abierta de Telefónica). Te invito a que te suscribas a mi newsletter gratuito aquí para que no te pierdas ninguna noticia. También puedes visitar mi página web jaime.pe y seguirme en Facebook y Twitter, donde diariamente comparto novedades.

LinkedIn