VirnaVitteri
De la actitud al éxito Por Virna Vitteri

Cuando hablo de encantadoras me refiero al verbo “encantar”, a esas personas con las que da gusto hacer negocios y construir relaciones. Muchos pensamos que el carisma es algo que viene natural, que de alguna forma naciste con él o no. Nada más lejos de la verdad, el carisma, tan importante en los negocios, es una cualidad que se puede desarrollar. Tener carisma o ser agradable es fundamental en tu desarrollo profesional: en entrevistas de trabajo, negociaciones complejas, logrando acuerdos y persuadiendo a las personas hacia tus objetivos, siempre será más fácil si logras caer bien. No caigas en la trampa de pensar que es una competencia no desarrollable.

Comparto seis características de las personas altamente encantadoras:

1. Siempre recuerdan los nombres

Tu nombre es tu identidad. Existen investigaciones que muestran que las personas se sienten validadas cuando la persona con la que conversan se refiere a ellas por su nombre. ¿Tienes problemas en recordar nombres? Juega a hacer ejercicios mentales para entrar en el hábito de recordarlos.

2. Hacen preguntas

Durante una conversación, por lo general estamos tan enfocados en lo que vamos a decir que casi no escuchamos lo que nos están diciendo. Una manera sencilla de evitar esto es haciendo preguntas, así tu mente estará en la conversación y no preparando tu siguiente argumento. A las personas nos gusta sentirnos escuchadas y una pregunta relacionada a lo que estamos diciendo nos hace sentir que lo que decimos importa.

3. Son pacientes

Las personas encantadoras saben que existe un momento y lugar para decir las cosas. Reconocen que no pueden decir todo lo que piensan todo el tiempo y no son impulsivas. Mantienen la compostura y saben que el silencio puede ser muchas veces más efectivo.

4. No emiten juicios

Las personas que mantienen una mente abierta tienden a sentirse más cercana para los demás, lo cual es crucial en el trabajo. Mantener una mente abierta hace que las personas puedan acercarse sin miedo a ser juzgadas por lo que hacen, dicen o por las ideas que exponen. Las personas encantadoras no necesariamente creen en lo mismo, simplemente creen que todos tenemos derecho a tener nuestras propias ideas y lo respetan así. Las personas que se cierran a nuevas ideas se pierden de cultivar relaciones importantes.

5. Son genuinos

Nunca tratan de ser algo que no son, si no saben algo lo admiten. Si no están de acuerdo con una estrategia, dan su honesta opinión. Las personas tendemos a querer estar cerca a personas genuinas porque sabemos que podemos confiar en ellas. Ser transparente te hará ser una persona mucho más interesante que si intentas ganarte a otros haciendo lo que crees ellos aprobarían.

6. No buscan llamar la atención

La verdad es que no necesitas ser una persona superextrovertida para ser carismático. De hecho, las personas tienden a rechazar a aquellos que se muestran desesperados por llamar la atención. Cuando dejas que tus acciones positivas hablen por ti, te darás cuenta que las personas se mostrarán mucho más atentos por ayudarte. Cuando seas felicitado por tus logros, dirige el foco a todas las personas que te ayudaron a lograrlo. Dar la atención a otros y apreciar su ayuda mostrará tu agradecimiento y humildad, dos aspectos estrechamente relacionados a ser agradable.

Como nota final, las personas carismáticas son invalorables en una organización. Son capaces de desarrollar relaciones con facilidad, promover la armonía, sacar lo mejor de los equipos y por lo general parecen divertirse con lo que hacen. ¡Añade estos hábitos a tu vida diaria y mira cómo crece tu carrera!

LinkedIn