JoaquínAlcázar
Desde el sur peruano Por Joaquín Alcázar

Luego de un crecimiento de 4% en el 2018, para el 2019 se espera un menor impulso de algunos factores externos (debilitamiento del crecimiento económico mundial) e internos (menor producción de los sectores primarios y menor inversión en infraestructura de uso público), proyectándose para el presente año un crecimiento de 3.7%.

Según el Servicio de Asesoría Empresarial (SAE) de APOYO Consultoría, el entorno de negocios en el 2019 se verá favorecido por el crecimiento de las ventas locales (por encima de la tasa de crecimiento del PBI), los mayores niveles de gasto de las familias de ingresos medios-altos, el mejoramiento de los márgenes de grandes empresas orientadas al mercado interno, así como el desarrollo de megaproyectos mineros y la diversificación de la inversión empresarial en los sectores inmobiliario, hotelería, retail e industria. Si bien se prevé un mayor crecimiento de los sectores comercio y servicios, se espera que otros sectores, como el pesquero, sufran una contracción importante.

En lo que se refiere al empleo formal privado, se espera un crecimiento de 3.7% en el número de trabajadores registrados en las planillas electrónicas, cifra igual a la registrada en el 2018. La masa salarial total crecerá 4.4% este año, impulsada por el sector formal. Por su parte, el salario promedio tendría un comportamiento positivo, con un crecimiento esperado de 2.2% para los puestos formales y de 0.5% para los puestos informales, lo que traerá como consecuencia un incremento de los niveles de gasto de las familias, principalmente de aquellas que pertenecen a los niveles socioeconómicos más altos.

En cuanto al consumo privado, las proyecciones señalan que este indicador crecería 4.0%. Algunos mercados que se mantendrán dinámicos durante el 2019 son los créditos de consumo, la venta de viviendas nuevas, el retail moderno, la afiliación a Empresas Prestadoras de Servicios (EPS), la venta de vehículos ligeros y el sector de restaurantes. Asimismo, se espera una recuperación en el gasto en la canasta de consumo por parte de los hogares, esperándose un buen desempeño en las categorías de cuidado personal y del hogar.

Por otra parte, el mayor riesgo que enfrenta la economía peruana es el enfriamiento del crecimiento de China —primer socio comercial del país—, que, sumado al debilitamiento de la economía global, podría afectar las condiciones de mercado para las empresas exportadoras en diversas categorías. No obstante, la mayor parte del empresariado peruano se muestra optimista respecto a las utilidades que obtendrán durante el 2019, para lo cual el control y eficiencia de los gastos y las estrategias comerciales a definirse serán elementos claves.

Panorama político

A lo largo del 2018, el Perú ha experimentado una serie de imprevistos políticos que involucran temas como vacancia presidencial, corrupción en el Poder Judicial, enfrentamientos y separaciones en los partidos políticos en el Congreso, expresidentes pidiendo asilo extranjero, un referéndum sobre cambios constitucionales, entre otros, sumados a las elecciones para nuevos gobernadores regionales, y alcaldes provinciales y distritales.

Todo esto ha tenido un impacto negativo en el desempeño económico del 2018, si bien la tasa de crecimiento no ha sido baja. Para el 2019, están presentes una fuerte incertidumbre relacionada con el ámbito judicial y del Ministerio Público (destapes de corrupción e investigaciones a los fiscales), la reestructuración de las fuerzas al interior del Congreso de la República, y las decisiones que tome el presidente Martín Vizcarra.

La opinión pública desempeña un rol fundamental en todo esto. Hasta febrero del 2019, la aprobación del gobierno actual, del Congreso y del Poder Judicial no llegó a pasar el 50%. Por lo pronto, el presidente Vizcarra tiene una mayor aprobación que su gobierno. En ese sentido, tal vez haga falta abordar de manera más coherente los temas que la población considera prioritarios: combatir la corrupción, mejorar la calidad de la educación y mejorar la calidad de la salud pública.