PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

Mi jefe me acaba de felicitar por un trabajo bien hecho. Se le veía genuinamente entusiasmado, pero no supe qué hacer, solo atiné a decir “no es para tanto”. Me cuesta aceptar cumplidos, no deja de incomodarme. ¿Qué decir cuando surgen estas situaciones?

¿Qué tal decir “muchas gracias”?

A muchos jefes les cuesta dar reconocimiento. No sorprende que los colaboradores se quejen de que no son reconocidos en el trabajo y que algunos de ellos renuncien por este motivo. Sin embargo, cuando finalmente llega el feedback positivo, a veces pareciera que nos estuviéramos corriendo.

Fuente: MyEnglishTeacher.eu

Evita decir “no es para tanto”, “no es nada” o “estás exagerando,” ante una apreciación positiva. Estos comentarios menosprecian tus contribuciones e invalidan el reconocimiento que a veces es difícil lograr. También mandan un refuerzo negativo. Si el reconocimiento no es valorado, ¿para que darlo?

Cuando tenemos la fortuna de ser reconocidos, hay que agradecerlo sinceramente. Mira a la persona, sonríe y agradece.

“Muchas gracias. Estoy feliz.”
“Eres muy generoso. Costó mucho trabajo, pero lo logramos.”
“Muchas gracias, estoy muy orgulloso de mi equipo.”
“Muchas gracias. Este premio lo perseguimos hace dos años, finalmente lo conseguimos.”
“Agradezco tus palabras, no sabes lo bien que me hacen sentir.”

Esto es muy importante por varios motivos:

First.com

Es un regalo. Uno debe apreciar el reconocimiento como un regalo.  Las personas educadas agradecen los obsequios.

Duplica el impacto del reconocimiento. Agradecer el reconocimiento genera un círculo virtuoso que duplica su fuerza y valor.  No solo lo dice el jefe, lo valida el receptor.

Muestra auto-confianza. Reconocer un comentario positivo de manera asertiva transmite orgullo por el trabajo realizado, refleja seguridad y aplomo, rasgos importantes en la presencia ejecutiva.

Google Images: HowToMakePodcastsLikeaPro.com, First.com

LinkedIn