PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

Me acaban de dar la gerencia general y a veces siento que necesito más información en momentos de decisión o me gustaría “pimponear” ideas sobre las cuales no estoy seguro, pero temo que lo vean como una señal de debilidad, sobre todo porque son mis primeros días. ¿Cómo hacerlo sin que se note?

Hace algunos años mencioné el concepto de construir nuestro directorio o consejo consultivo personal, dentro del contexto de la marca personal. Toda persona, sea CEO o no, debe tener su consejo privado para efectos de su desarrollo profesional, y también para casos como el que mencionas.

CoachingIntegral

Mucho se ha dicho sobre la soledad en la gerencia general. Afortunadamente, existen coachings de immersión — on-boarding,” para estos casos. Tener un coach ejecutivo de primerísimo nivel a tu lado, que ya ha pasado por lo mismo, ayuda mucho durante la adaptación al nuevo puesto.

Rodéate de un comité ejecutivo de primer nivel que te ayude a pensar, valida que no tienes clones o “ayayeros” que no te cuestionarán porque piensan igual que tú; o, aunque no sea así, que estarán de acuerdo con todo lo que digas.

Si, además, sientes que te beneficiaría contar con un directorio personal, estos consejos te pueden ayudar:

  1. Busca gente de total confianza: Debes tener la tranquilidad que tus “directores personales” velarán por tus mejores intereses. Debe ser gente honesta, hermética, cuya experiencia y opinión valoras, con altos valores éticos y de industrias que no compitan con la tuya si están en función.
  2. Diversidad. Para crecer, hay que estar expuesto a diferentes ideas y personas. Tu consejo consultivo debe tener matices en cuanto a experiencias, género, edad, entre otros, a fin de enriquecerte con la diversidad en los aprendizajes y puntos de vista. Incluiría por lo menos uno o dos gerentes generales o ex CEO en un grupo aproximado de 5 personas, y si tienes una brecha en particular, a alguien senior con experiencia en esa área.
  3. No abuses. Estas personas probablemente no sabrán que forman parte de tu consejo consultivo personal y tampoco percibirán una dieta por ello. Cuando recurras a ellas, debes planificar tus encuentros con una agenda clara, sin abusar de su tiempo. Usa criterio profesional para espaciar tus encuentros a fin de no caer pesado.

UserVoice

El “Consejo Diario” del Harvard Business Review cita algunos tips del artículo “To Get Promoted, Get Feedback from Your Critics” de Sabina Nawaz, quien sugiere armar un consejo directivo personal de “seis a ocho personas que pueden ayudarte en tu desarrollo profesional.”

Recomiendan tres tipos de personas que deberían formar parte de él.

  1. Tus fans, aquellas personas con cuyo apoyo cuentas pero que sabrán darte feedback crítico con cariño y buena intención.
  2. Sponsors o “promotores” potenciales, aquellos líderes que pueden apoyarte en el momento de una promoción; o, en tu caso, que puedan apoyar tus iniciativas.
  3. Un crítico. Aquellas personas que, aunque puede ser difícil convocarlas, resultan ser muy valiosas porque de otra manera podrían bloquear tus avances o iniciativas. Pedir su ayuda podría mejorar la relación y siempre puedes usar sus críticas constructivas para crecer.

Artículos relacionados:
La Soledad en la Cumbre
Quiero ser Gerente General

Google Images: CoachingIntegral.com, UserVoice.com

LinkedIn