PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

Mi jefe acaba de “matar” una idea brillante y no quisiera caer pesado, pero creo que está equivocado. ¿Cómo hacer para convencerlo?

Si tu idea es realmente brillante, bien podría valer la pena insistir; pero, primero podrías preguntarte qué tan bien “vendíste” la idea.

¿Fuiste oportuno? ¿Buscaste el momento adecuado para presentarla?
¿Tu idea es realmente valiosa? ¿Es innovadora, genera nuevos ingresos, ahorros u eficiencias?
Venta: ¿Comunicaste tu idea con energía, entusiasmo y la sustentaste?
Validación: ¿Compartiste tu idea previamente con personas “clave” que podrían tener algo que ver en el asunto o que serían impactados por tu idea?

La preparación es crítica.

Los jefes no tienen tiempo para perder y quieren las cosas claras y cortas. Se aburren cuando se proponen cosas que otros han propuesto y no funcionaron, así que también tienes que investigar si realmente es una idea nueva. O, si propones algo que te parece maravilloso debes asegurarte que la idea es válida para el resto de personas clave y, especialmente, para el mercado al que te diriges. También pregúntate si mejora o impacta positivamente en el modelo de negocios.

Cómo convertir un “No” en un “Si”

Uno de los mejores artículos que he leído sobre el tema, es del autor Geoffrey James, donde explica que la mayoría de personas no aceptan una idea sin antes negarse a ella. Señala que el cliente promedio dice “No” 5 veces, antes de llegar al “Si”, y lo atribuye a que la toma de decisiones es un proceso emocional y no necesariamente intelectual. Vale la pena leer el artículo porque literalmente te enseña cómo replantear diversas situaciones.

3 Recomendaciones

Otra alternativa es probar las 3 recomendaciones que puedes aplicar cuando tu jefe rechaza tu idea, según el artículo de The Muse, publicado en FastCompany:

1. Pide feedback: ¿Cómo crees que “X” se puede mejorar?
2. No te rindas: Voy a ver si se me ocurre algo mejor.
3. Da las gracias: “Muchas gracias por considerar la idea (o por tu feedback)”

De acuerdo a los autores, con este tipo de respuestas te mostrarás abierto a seguir construyendo sobre tu idea o aceptar el rechazo cuando tu idea es descabellada.

Si persiste con el “No”

Si vuelve a “matar” tu idea después que la has mejorado, The Muse sugiere 3 maneras de enfrentar la situación:

1. Indaga: Pregunta, “¿Qué haría que cambies de opinión?”
2. Agradece e insiste: “Muchas gracias por tu feedback, ¿tendrá sentido volver a revisar esto en unas semanas/meses?”
3. Explora: “Si esto no va, ¿En qué otra cosa debería enfocarme?”

Un “No” no siempre es “No”

Quizá tu jefe no está de humor, quizá está apurado porque necesita estar en otro lado, quizá está preocupado con otro tema, quizá se peleó con alguien. O, puede ser que simplemente no lograste convencer y debes persistir. Si crees en tu propuesta, revísala, afínala con sus comentarios y sigue puliéndola y púlela más, hasta que sea “imposible declinar,” como sugiere Jacob Morgan, el autor.

Google Images: PassItOn.com, SuperWorkingMom.com, Shikaiinkaigyo.com

LinkedIn