PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

“Estoy preocupado porque me han pedido que presente en inglés.  Lo hablo “más o menos”, pero otra cosa es hacerlo frente a tanta gente.”

Tranquilo, dudo que te pidan hacer una presentación importante en inglés si piensan que no puedes manejarlo. En vez de preocuparte, toma acción y prepárate con suficiente anticipación. Pretender hablar perfectamente el inglés en corto tiempo o tomar un curso de inglés intensivo en estos momentos, puede no ser lo más práctico si tienes el tiempo encima.  Aquí van algunos consejos que pueden ser de ayuda.

No te sub-estimes, o “Don´t sell yourself short”
Mi experiencia me dice que las personas normalmente sub-estiman su nivel de inglés: “lo hablo más o menos.” Sin embargo, al escucharlos, lo hablan muy bien. Pueden cometer algún error menor en el uso de algunas palabras, la pronunciación o conjugando un verbo, lo cual es perfectamente entendible. Lo importante es que se hacen entender perfectamente.

Antes que nada, el contenido
El dominio del idioma por lo menos al 80-90% es crítico, pero nada te salvará si tu presentación está mal estructurada, es densa o aburrida. Asegúrate que ambas cosas funcionan.  Si es posible, trata de componer la presentación en inglés, de frente (vs. traducirla), porque es un idioma más conciso y directo.

Afina tus habilidades de presentación
Una vez esté lista tu presentación, con objetivos claros, sustentos y recomendaciones, asegúrate que su ejecución es impecable.  Para ello, tendrás que practicarla mucho, que es el siguiente paso. Sin embargo, a medida que tu carrera avanza, tendrás más posibilidades de presentar en inglés y siempre es bueno afinar tus habilidades de presentación desde ahora. Para ello, puedes apoyarte en Toastmasters International donde aprenderás las mejores técnicas para presentar en inglés. También puedes leer el libro Hable Como TED, donde obtendrás buenos consejos sobre cómo presentan los mejores.

Practica, practica, practica
Piensa que para cualquier presentación en tu idioma nativo debes prepararte y practicarla rigurosamente. Si la presentación es en otro idioma, debes esforzarte aún más.

Si te preparas como si fuera la final de tu tesis de la Maestría, pase lo que pase, estarás en control y con dominio sobre el el vocabulario o terminología más difícil. Como referencia, algunos expositores de TED, practican sus presentaciones hasta 200 veces antes de salir al escenario.

Practicar hasta el cansancio te dará la seguridad que necesitas para estar más relajado para atender cualquier imprevisto o preguntas y disfrutarás más la experiencia. Siempre es bueno grabarte para que te veas y escuches, y puedas corregir.  Nunca está de más practicar frente a alguien que domine la lengua, para que pueda identificar momentos donde quizá no se entiende, o detectar malas pronunciaciones que podrían hacer más difícil la comunicación.

Preséntate
A veces te presentarán, otras tendrás que presentarte, averigua cuál será el formato para que estés preparado. Si leen tu biografía, asegúrate que el inglés está impecable y la has revisado antes para no tener sorpresas.  Pronuncia bien tu nombre para que todos lo entiendan. Si tienes un nombre raro, difícil de pronunciar, trata de pronunciarlo lentamente. Si puedes, ayuda a la audiencia con un sinónimo o explicación que puede servir para romper el hielo. Fue la táctica que usó Tal Ben Shahar, el experto de la felicidad, en su última visita a Lima, porque su nombre es inusual.

Habla despacio, sobre todo al inicio
En el artículo 3 Tips for Presenting in English When You are Not a Native Speaker, la autora Deborah Grayson Riegel, recomienda empezar tu presentación lentamente y enunciar las palabras con cuidado; sobre todo, al inicio que es cuando la audiencia se está acostumbrando a escuchar tu acento en particular. También sugiere hacer pausas para recuperar el aliento y dar un espacio para que procesen lo que vas diciendo.

Que no te sorprendan las preguntas
Una cosa es presentar algo que has preparado y practicado, pero algunas preguntas pueden sorprender. Prepárate para ellas también. Conoce a tu audiencia y las preguntas u objeciones que podrían plantearte. Es crítico que practiques tu presentación con tu jefe o personas de otras áreas.  Pídeles que te pregunten en inglés y responde en inglés. Cuando expongas, no temas pedir que replanteen la pregunta si no la entiendes o si usan terminología desconocida. Es mejor preguntar que quedar mal contestando cosas que no tienen sentido.

Adueñate de tu inglés
Pocos extranjeros hablan el inglés como si fueran nativos. A los norteamericanos a veces se les hace difícil entender el inglés británico, por ejemplo, o el inglés de algunos de sus compatriotas de otros Estados. Si tienes un acento fuerte, no te sientas mal por eso, el mundo está acostumbrado a ello y será parte de tu encanto. Si se te escapa una mala pronunciación o alguna conjugación de verbos inadecuada, sobre todo a la hora de responder preguntas, te aseguro que la audiencia será tolerante al saber que no es tu idioma materno.  Suerte.

GoogleImages: TuscorLloyds.com, Alevosamiranda.com, Ekimkee.com, izQuotes.com

LinkedIn