PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

He estado leyendo mucho sobre las competencias y habilidades del futuro y quería detenerme en la resiliencia y el grit, características personales cuyos términos quizá desconocemos, pero no son nuevas. Los seres humanos las han demostrado a lo largo del tiempo.

¿Qué es la resiliencia y qué es el grit?

La resiliencia es nuestra capacidad para sobreponernos a los obstáculos a pesar de la adversidad. Tiene que ver con la fortaleza de levantarnos luego que hemos caído, de recuperarnos de las pruebas —algunos dirían golpes— que enfrentamos en la vida, el trabajo, en fin.

Está íntimamente ligada al grit, lo que yo traduzco a “garra.” Es la motivación que acompaña a la pasión para persistir y lograr resultados difíciles en el tiempo a largo plazo. Es un determinante del éxito y no tiene que ver con el talento o el coeficiente intelectual, según la investigadora Angela Lee Duckworth

La diferencia entre los dos

La diferencia entre la resiliencia y el grit es sutil, según el portal Positive Psychology Program:

“La resiliencia tiene que ver con el optimismo que te permite continuar cuando enfrentas fracasos o momentos tan difíciles que otros ven imposible o inútil continuar. El grit tiene que ver con la motivación que te permite mantenerte sobre una tarea difícil por un tiempo sostenido”.

Jack Ma

Un ejemplo de resiliencia es lo que comenta Jack Ma, fundador de Alibaba, el portal de comercio virtual chino, en algunas de sus entrevistas. Cuenta que postuló diez veces a Harvard y que nunca lo aceptaron, que postuló a trabajos más de 30 veces y lo rechazaron, que postuló a la policía con cuatro personas y fue el único que rechazaron, que postuló a un hotel y le dijeron que no lo podían contratar porque era muy feo. Cuenta que hasta postuló a Kentucky Fried Chicken cuando abrió operaciones en China. De 24 postulantes, fue el único que no aceptaron. Ante cada una de estas pruebas de vida, se hubiera podido rendir, hubiera podido pensar que era inútil seguir insistiendo, pero cada vez se levantó y volvió a intentar. Aquí va el video de cuatro minutos.

Thomas Edison

Cuando pienso en grit, pienso en el ejemplo de Thomas Edison, de quien se dice que intentó más de 5,000 veces encender un foco de luz, probablemente motivado y apasionado por la idea de iluminar al mundo. Edison decía que la diferencia entre el éxito y el fracaso es la persistencia, que muchos no logran el éxito porque tiran la toalla sin saber lo cerca que pueden estar de sus objetivos. Esas palabras me parecen mágicas por lo reveladoras que son. Uno puede estar muy cerca de lograr las cosas, pero si abandona, nunca lo sabrá.

Los emprendedores

Los emprendedores natos muestran garra y resiliencia. Ven oportunidades de negocios donde otros no las ven. Van probando hasta que encuentran “el negocio.” Algunos hasta los tildan de locos, pero están armados con un sentido desarrollado de los negocios y una motivación contagiosa, energizada por su pasión empresarial.  Pueden fracasar en sus numerosos intentos de hacer empresa, pero se levantan y persisten… y persisten… a lo largo del tiempo, hasta lograr sus metas.

Se puede desarrollar la resiliencia y el grit

La buena noticia es que tanto la resiliencia como la garra se pueden desarrollar. Vale la pena darle una revisada a los numerosos artículos, libros o videos sobre el tema. Si las desarrollamos o reforzamos, nos ayudarán a enfrentar el incierto mundo del futuro del trabajo. Éste exigirá que nos reinventemos, que salgamos de nuestra zona de confort probando nuevas tecnologías o nuevas maneras de trabajar. Son necesarias porque en el nuevo entorno del trabajo es altamente probable que nos equivoquemos, nos “caigamos”, pero donde con optimismo y motivación, tenemos que levantarnos, y persistir hasta lograr los objetivos propuestos.

LinkedIn