PatriciaCánepa
Diálogos de Carrera Por Patricia Cánepa

El mindset o mentalidad con que enfrentamos el futuro del trabajo es crítica. Ya he escrito sobre esto en el pasado, pero hoy quiero compartir una ‘miradita’ al mindset de un gran tenista, Rafael Nadal, hasta ahora once veces campeón del Roland Garros, exnúmero 1 del mundo y actual número 2.

Siempre me impresionó el grado de esfuerzo que Nadal muestra consistentemente en la cancha. Sin importar el tamaño del rival, sin importar si está ganando o no, no desiste. Siempre pelea cada punto como si fuera el último.

Y esto no viene gratis. Así como se prepara físicamente, también se prepara mentalmente. El otro día, José Miguel Marquena, circuló por LinkedIn, un video, con subtítulos en español, donde le preguntan al atleta sobre su preparación mental. Esto es lo que responde:

“Trabajas mentalmente cuando sales a la pista cada día y no te quejas cuando juegas mal, tienes problemas o dolores. Pones la actitud correcta, la cara correcta y no te sientes negativo con tolos los problemas que te están ocurriendo. Si estoy jugando mal, si tengo problemas físicos, salgo todos los días a la pista con pasión para seguir entrenando. Ese es el trabajo mental.

Es algo que he hecho durante toda mi carrera. No frustrándome cuando las cosas no van bien, no siendo demasiado negativo; y, por eso, siempre he sido capaz de volver. Y aquí estoy, un título importante, y un momento importante, y es el momento de seguir trabajando.”

Tremenda respuesta de un grande.

En otra entrevista en su canal de YouTube, hace notar su humildad:

“Nunca me he creído mejor ni me lo creo. Tengo mis dudas, como cualquier persona. Tampoco hay tiempo para subirse muy arriba porque con las mismas, si te subes, te vuelven a tirar abajo”

Y cuando habla de ganar, también sorprende, porque más que la victoria, lo que lo motiva es la garra que lo empuja a entrenar para sacar lo mejor de sí:

“Ganar claro que te hace feliz, momentáneamente. Pero lo que te hace feliz no es la victoria, es la satisfacción personal de haber trabajado y entrenado todo lo que has podido para poder llegar ahí”

En otras palabras, el grit, o garra, está muy presente en alguien que no solo es excepcionalmente talentoso, si no que parece ser muy centrado, con los pies en la tierra y quien confiesa derivar más satisfacción del esfuerzo que de la victoria.

Me imagino que esa actitud es crítica y necesaria en el mundo competitivo de los deportes, donde no siempre se puede ganar y las derrotas son aceptadas como parte del camino que hay que recorrer, para aprender y ser mejor.

Ahora que enfrentamos un mundo laboral por explorar, donde se espera que pongamos a prueba nuestra creatividad, innovación, y resiliencia ante los cambios y lo desconocido, tenemos que ser más como los deportistas:  debemos aprender a aceptar el error como parte inherente del camino a recorrer.

Eso también requiere un cambio de mindset importante que las personas y organizaciones enfocadas en aprender e innovar, están empezando a asimilar. Para inspirarlos, quería compartir una historia que  me llegó a través del Whatsapp esta semana y resumo a continuación:

Un profesor está desarrollando la tabla del 9 en la pizarra: 9 x 1, 9 x 2, 9 x 3, sucesivamente y con sus respectivas respuestas, mientras sus alumnos lo observan con atención. Cuando llega a 9 x 10, escribe 91 como respuesta. Estallan las burlas y carcajadas de todos los niños en el salón al notar el desacierto del profesor. Este procede a explicarles que el error fue intencional para demostrarles algo muy importante: podemos hacer muchas cosas bien, pero nos fijamos en el único error y juzgamos en base a ello, en vez de reconocer y celebrar los nueve aciertos previos. Termina invitando a los niños a dar más elogios y menos críticas, y a valorar en vez de destruir.

Lindo mensaje. Muy apropiado para reforzar la mentalidad que tenemos que desarrollar para enfrentar el futuro con éxito: no penalizar el error, si no más bien utilizarlo como base para cuestionar y aprender.

Los dejo con estas reflexiones para que ustedes también puedan evaluar si se están preparando mentalmente como los grandes, si están entrenando su mente para sacar lo mejor de sí y juzgarse a si mismos y a otros, en base a su esfuerzo y aciertos.

LinkedIn