Ricardo V.Lago
El Nuevo Sol Por Ricardo V. Lago

 La columna  que acaba de colgar en La Mula el psicólogo Dante Boadilla es sin duda “fuerte,” pero el autor  compete en psicología clínica y después de meditar un buen rato he decidió colgarla en el  Blog. El montaje de foto  que hace el autor es chistoso, pero no sé si  procede: Don Mario Moreno “Cantinflas “era un hombre inteligente.

estaco los dos siguientes párrafos :

 - ¿No es acaso Ollanta Humala alguien que ha mostrado rasgos de desequilibrio mental, incluso con proyecciones familiares, y que como producto de ello ha protagonizado asonadas golpistas realizadas además de manera torpe y estúpida? ¿Si o no? No hace falta ser un profesional de la salud mental para percatarse de que el coeficiente intelectual de Ollanta es el limítrofe y que su nivel cultural es mínimo. ¿Es eso lo que queremos tener como presidente? Imaginar a Ollanta Humala parado junto a Juan Manuel Santos o Sebastián Piñera es como ver a Tongo al lado de Paul Mc Carthney. ¡Dios nos libre de ese papelón!

- ¿Acaso no es verdad que Ollanta Humala es un sujeto limitado intelectualmente, cercano a la estupidez, de escasa cultura, y que carece de la preparación y la experiencia adecuadas para gobernar? ¿Qué cosa ha sido en la vida Ollanta Humala, aparte de ser un trasnochado y fracasado militar golpista y un vividor de sus congresistas? Nada. Absolutamente nada. ¿O me equivoco? ¿Es o no es la pura verdad?

                             

¿Campaña de miedo o de prudencia?

Dante Bobadilla Ramírez*

La izquierda no ha variado sus históricos argumentos a pesar de que la historia ha cambiado. Aun siguen quejándose de “los poderosos grupos de poder que controlan los medios”. Olvidan que hoy existen también muchísimos medios a nivel nacional apoyando a Ollanta, y existen también muy poderosos grupos de poder financiando su multimillonaria campaña. Acabo de estar en provincias y he regresado impresionado por la cantidad exorbitante de paneles publicitarios que tiene Ollanta Humala. Y no son cualquier panel, sino de los más caros. ¿De dónde sale tanto dinero? ¿No son de grupos de poder? Así que ya deberían dejar de llorar por el grupo El Comercio.

Hablemos de esa supuesta campaña de miedo y demolición que según la izquierda se ha montado contra Ollanta Humala. Dejemos de lado la verdadera campaña de demolición montada contra Keiko, una sucia campaña llena de mentiras, acusaciones infundadas y miedos ridículos. Hablemos de la campaña contra Humala. Y hablemos libremente. En primer lugar, hay que decir que el miedo es completamente legítimo. Y hay muchísimas razones para sentir miedo de Ollanta Humala como persona y también de su entorno y, por supuesto, de su plan. Pero ahora hablemos solo de Ollanta. Digamos las cosas claras. Por ejemplo:

- ¿No es acaso Ollanta Humala alguien que ha mostrado rasgos de desequilibrio mental, incluso con proyecciones familiares, y que como producto de ello ha protagonizado asonadas golpistas realizadas además de manera torpe y estúpida? ¿Si o no? No hace falta ser un profesional de la salud mental para percatarse de que el coeficiente intelectual de Ollanta es el limítrofe y que su nivel cultural es mínimo. ¿Es eso lo que queremos tener como presidente? Imaginar a Ollanta Humala parado junto a Juan Manuel Santos o Sebastián Piñera es como ver a Tongo al lado de Paul Mc Carthney. ¡Dios nos libre de ese papelón!

- ¿Acaso Ollanta Humala no ha declarado públicamente y en repetidas ocasiones su admiración por el dictador Juan Velasco Alvarado, a quien ha llamado “mi general”? ¿Y no ha sido acaso Juan Velasco Alvarado el peor dictador de nuestra historia, que confiscó propiedades, enfrentó a los peruanos, conculcó libertades y trató de imponer un modelo comunista en el Perú, provocando la debacle de la economía, cuyas consecuencias económicas y sociales se sienten hasta hoy en las cooperativas agrarias del norte? ¿No es ese el modelo que sigue Ollanta?

- ¿Acaso Ollanta Humala no se ha mezclado con los sectores más primitivos y recalcitrantes de la izquierda extremista en su reciente vida política? ¿Acaso no es el representante de esa secta de cavernícolas llamada Patria Roja? ¿No lo es también de la CGTP? ¿Acaso no ha ponderado a Sendero Luminoso y llamado “preso político” a Abimael Guzmán, tratando de librarlo de toda culpa? Sí. Lo ha hecho.

- ¿Acaso Ollanta Humala no ha incorporado a su sancochado político a conocidos caviares y extremistas de la izquierda de los años 70 y 80, implicados en el velascato y en el pro senderismo? Aunque los hayan ocultado recientemente para la campaña, están allí. ¿Si o no?

- ¿Acaso Ollanta Humala no ha presentado un escabroso Plan de Gobierno, con el alucinado nombrecito de “La Gran Transformación”, que pretende voltear el país y convertirlo en un nuevo experimento de izquierda, con las mismas conocidas y fracasadas recetas estatistas? ¿Acaso no ha ofrecido más que un festival de alegres dádivas sociales solventadas con impuestos confiscatorios? ¿Acaso no es evidente que ese plan está en parte inspirado en el velasquismo y en parte en el neosocialismo latinoamericano que propugna Chávez? ¿Y acaso ambos no son proyectos fracasados? ¿Y acaso ahora no ha tratado de desembarazarse de su plan para ganar adeptos? ¿Acaso ya no sabe qué hacer y anda firmando toda clase de acuerdos para ganar puntos?

- ¿Acaso Ollanta Humala no ha coqueteado desde el principio con el modelo cubano y chavista? (Si se puede llamar “modelo” al fracaso). ¿Y no es cierto que se ha alejado del chavismo solo como estrategia de campaña? ¿Y acaso no es cierto que Hugo Chávez lo sigue apoyando? ¿Acaso no es cierto que Ollanta es el nuevo engreído de la prensa cubana? ¿Acaso no fue Evo Morales el primero en felicitarlo?

- ¿Acaso no es verdad que Ollanta Humala es un sujeto limitado intelectualmente, cercano a la estupidez, de escasa cultura, y que carece de la preparación y la experiencia adecuadas para gobernar? ¿Qué cosa ha sido en la vida Ollanta Humala, aparte de ser un trasnochado y fracasado militar golpista y un vividor de sus congresistas? Nada. Absolutamente nada. ¿O me equivoco? ¿Es o no es la pura verdad?

- ¿No es verdad que Ollanta Humala es incapaz de sostener un debate o de responder coherentemente las preguntas de los entrevistadores? ¿Acaso no es verdad que se limita a mostrar una risita estúpida y a repetir mecánicamente las consignas memorizadas, sin responder jamás las preguntas que le plantean? Lo interrumpen justamente porque no responde y solo repite clichés: el crecimiento para todos, que el crecimiento llegue a todos los bolsillos, que los más pobres no se benefician del crecimiento, etc… De allí no sale. ¡Es exasperante! ¿Cómo dialogar con este sujeto? Si no sabe nada de nada.

- Por último: ¿No es Ollanta Humala un monigote vestido de terno por oscuros y poderosos intereses que lo utilizan como vía para llegar al poder? ¿No es verdad que Ollanta Humala no ha puesto ni una sola coma de su Plan de Gobierno? ¿No es verdad que Ollanta Humala jamás tuvo un proyecto político propio y que ahora es utilizado por la vieja y retrógrada izquierda nacional?

- ¿Acaso no es estrictamente cierto todo lo que acabo de mencionar? ¿Qué cosa de todo lo dicho no es verdad? Que alguien lo diga.

Ahora la última pregunta:

- ¿No es acaso justo y perfectamente válido que los ciudadanos responsables sintamos miedo y hasta terror de que este sujeto y su banda de alucinados llegue al poder con ese plan? Aparte de regalar plata y cobrar más impuestos ¿qué otra cosa ha planteado Ollanta? No basta hablar de los pobres para ser un buen gobernante. Cualquier tonto puede llenarse la boca hablando de los más pobres y prometiendo todo gratis. Eso es lo más fácil del mundo. Con eso se convence a los más tontos pero no a los que pensamos.

Una cosa es defender una posición política demostrando la validez de sus intenciones y otra es mentir y ocultar sus intenciones, maquillar su verdad y engañar a la gente. La campaña de miedo la ha provocado la izquierda con ese candidato y con ese Plan de Gobierno. La gente se dará cuenta poco a poco que los ofrecimientos de sueldos, ambulancias, cunas, pensiones, etc… al final nos van a salir más caros a todos. Aparte de regalar plata y vociferar contra las transnacionales, la izquierda nunca ha sabido proponer nada serio. Eso ya es parte de nuestra historia política. Y lamentablemente para todos, la izquierda en el Perú no ha madurado ni un ápice. Su retrógrado plan lo demuestra.

El día que tengan un candidato decente, de la talla de un Alfonso Barrantes, por ejemplo, y un programa político moderno, encuadrado en el siglo XXI y en un mundo de economía de mercado ya globalizado, entonces no tendré ningún inconveniente en votar por la izquierda. Pero mientras tengan un Cantinflas vestido de terno como candidato, y un plan de la Era del Hielo, habrá que combatirlos. No queda otra alternativa. La izquierda es hoy un conglomerado de tuertos que miran el mundo con un solo ojo, que han buscado a un ciego como guía, y que sólo tienen boca para ofrecer un paraíso que no conocen y adonde no saben cómo llegar. Y encima de eso, hay una sarta de vivos que se han presentado como lazarillos para conducirlos a sus propios predios.

 

http://lamula.pe/2011/05/10/campana-de-miedo-o-de-prudencia/xileone

 

*Psicólogo. Magíster en Psicología Clínica. Docente universitario. Investigador social, lector, escribidor, serrano, cholo, clasemediero y crema, a mucha honra. Natural de Huaraz, Ancash. Co…