Juan CarlosMathews
Escala Global Por Juan Carlos Mathews

Hoy en día, en un mercado abierto, todos competimos: individuos –para ganar una plaza laboral por ejemplo-; empresas –para colocar sus productos o servicios-; países –para captar inversiones, flujo turístico o mayores exportaciones. Para ello, el capital – no es que venga solo como dicen algunos- pero se puede conseguir vía socios capitalistas, acceso a líneas de financiamiento, etc. La tecnología, igualmente puede ser comprada o podemos contar con un socio tecnológico para desarrollarnos. Lo que marca la diferencia, más que cualquier otro factor, es el recurso humano.

LA AGENDA DE COMPETITIVIDAD 2014-2018

La semana pasada, el equipo del Consejo Nacional de Competitividad (CNC) que lidera Angélica Matsuda, presentó a través del ministro de economía Alonso Segura la rendición de cuentas de la Agenda de Competitividad 2014-2018. Un buen ejercicio con varias características relevantes: buen equipo de trabajo, buena capacidad de convocatoria (instituciones públicas, gremios empresariales, universidades, etc.) e inusual práctica en el país de rendir cuentas periódicamente de los compromisos asumidos. El buen capital humano del CNC lo hace posible.

Se revisaron las ocho grandes líneas estratégicas:

  1. Desarrollo Productivo y Empresarial
  2. Ciencia, Tecnología e Innovación
  3. Internacionalización
  4. Infraestructura Logística y de Transportes
  5. Tecnologías de la Información y las Comunicaciones
  6. Capital Humano
  7. Facilitación de Negocios
  8. Recursos Naturales y Energía

POTENCIANDO EL CAPITAL HUMANO

La línea de Capital Humano en la Agenda de Competitividad se define como objetivo: elevar la productividad laboral, fomentando la formación de capacidades articuladas al mercado laboral y expandiendo la cobertura de aseguramiento en salud.

Varios puntos importantes de la propuesta del CNC sobre este punto:

a)    Romper el divorcio entre oferta y demanda laboral vía mano de obra calificada en las áreas de mayor oportunidad. Hoy existe sobre oferta profesional en algunas áreas (tengamos en cuenta que cada año salen a buscar trabajo cerca de 300,000 jóvenes) y escasez en otras de mando medio como por ejemplo el caso de los soldadores, entre otros. Esto implica un buen estudio del mercado laboral, acreditaciones de calidad para los proveedores de la capacitación y manejo estratégico de los recursos de capacitación de las empresas.

b)    Fortalecer las competencias y competencias de los egresados de secundaria con el soporte de TICs y el desarrollo de habilidades blandas.

c)     Igualmente relevar la carrera docente fortaleciendo las habilidades  de cada docente a través de programas de capacitación y entrenamiento regular.

d)    Mejorar las capacidades institucionales para reducir la informalidad laboral.

e)    Ampliar el aseguramiento en salud e incrementar la atención de salud preventiva de calidad.

f)      Provisión de infraestructura, equipamiento y recursos humanos adecuados para los servicios de salud.

El buen trabajo del CNC tanto en esta como en las demás líneas estratégicas debe mantenerse como una política de estado, trascendiendo a los gobiernos de turno. Solo dos observaciones: uno, importante definir claramente su articulación con el trabajo de CEPLAN e iniciativas como el Plan de Diversificación Productiva y el Plan Estratégico Nacional Exportador (PENX); dos, importante también que se fortalezca el CNC para lograr que cada institución que participa en ella asuma formalmente los compromisos y rinda cuenta también sobre sus avances.