MarcoEyzaguirre
Hagamos clic Por Marco Eyzaguirre

Hoy quiero hacer algunas reflexiones respecto al ronderismo digital, un fenómeno cada vez más creciente en la industria del marketing en medios digitales que ya comienza a afectar el interés y la disposición de muchas marcas respecto al medio.

El ronderismo digital

Intentaré definirlo con cinco patrones que todos hemos asumido alguna vez y según el contexto:

  1. El crítico que nunca tuvo un caso propio pero que corre a su computador para preparar un elaborado análisis de la última “metida de pata” de una marca y que ocasionó cientos de lapidarios comentarios en las redes sociales.
  2. El especialista que destaca en la industria pero que ante el menor tropiezo de un colega necesita mostrar su indignación junto con una posición personal y argumentos técnicos de respaldo.
  3. El colega que nota el error de otro y mientras aprende, no pierde la oportunidad de dejar un par de latigazos.
  4. El usuario que nunca consumió una determinada marca pero que es de los primeros en correr a señalarla e indignarse cuando ésta cae en una crisis mediática por un error cometido.
  5. Las marcas que ven en su consumidor un número más con cual llenar su CRM pero no se esfuerzan en aplicar la misma personalización con la que éste acude a comprar.

Estas actitudes tienen mucho que ver mucho con lo democrático y horizontal que es el medio digital, hoy es muy simple declararnos especialistas dentro de nuestro propio ecosistema de amigos y pareciera que algunos likes validan cualquier intento en ese sentido.

¿Porqué es importante abordar este fenómeno?

Quiero destacar cuatro razones:

  1. Industria. Estamos haciendo del medio un lienzo inflamable para las marcas; todas necesitan presencia formal en el medio pero muchas prefieren hacerlo de forma discreta para no amplificar falencias que signifiquen una posible crisis.
  2. Talentos. La industria comienza a convertirse en un campo de batalla para los talentos entrantes y si analizamos esto desde cualquier ángulo de RRHH hablaremos pronto de una industria poco atractiva, con alta rotación y muchos retos en la construcción de marca empleo.
  3. Inversión. Los presupuestos de inversión en el medio digital se hacen de mayor riesgo y bastará sumar/restar un poco para cuando esto comience a afectar las decisiones de inversión de una marca.
  4. Ataques. Existe toda una sub-industria dedicada a alquilar soldados (“trolls”) que atacan a una marca, competidor o influenciador ¿Nos hemos preguntado por qué tienen éxito? Es muy simple, porque sus ataques no destacan, se camuflan, son “normales”.

Siempre miro con atención lo mucho que el marketing y medios tradicionales tienen por enseñarnos y por eso terminaré esta nota con una anécdota. Recuerdo que en el festival de Cannes Lions 2013 toda la delegación peruana de agencias y clientes competía entre sí pero se deshacía en vivas y apoyo cuando alguno obtenía un preciado León, ni qué decir del apoyo cruzado cuando se trataba de cobertura en prensa.

Me gustó. Pude notar que se agrupan, avanzan en bloque, se empujan hacia adelante y sí, claro que hay roces y análisis crítico, la diferencia es que no hacen de ello una característica de la industria, se lo guardan para un cocktail after office.

__________________________

Web: www.eyzaguirre.me
Twitter: @MarcoEyzaguirre
Mail: marco@eyzaguirre.me

[“Hagamos clic” se publica todos los miércoles.]

 

LinkedIn