MarcoEyzaguirre
Hagamos clic Por Marco Eyzaguirre

En otras oportunidades hemos analizado casos como el de Lucho Quequezana o la Policía Nacional del Perú, en los cuales el accionar empírico pudo enseñarnos mucho al contrastarlo con la perspectiva del marketing digital aplicado en los negocios.

Hace unos días entré en contacto con la abogada y periodista Rosa María Palacios (RMP) para indagar sobre su manejo de medios digitales y marca personal. Sus resultados públicos parecían tremendamente altos y necesitábamos más detalles para cerrar un análisis.

 “Por si acaso trabajo sola. Todo lo escribo yo. Debo ser un caso raro. Y sí, todo es empírico y no me ha costado un sol”.

Potente primera declaración y efectivamente, sí, es un caso raro. Veámoslo como la marca que es, dejando de lado si nos convence o no su línea editorial: RMP es constante en su mensaje y pone en agenda temas que suelen estar fuera del radar mediático. Es una marca que adopta una postura.

¿Cuántas marcas de alta estatura tienen problemas para adoptar una postura? El caso de RMP nos deja ocho hallazgos importantes:

  1. Relevancia. Siempre hablamos de “relevancia” pero pocas veces entendemos qué es: esa armonía entre lo que tu marca quiere comunicar y lo que tu audiencia necesita consumir. RMP “vende” una postura y esto es lo relevante para su audiencia. 12,000 shares de una publicación son clara señal de lo inflamables que pueden llegar a ser sus contenidos.
  2. Consistencia. El estilo de RMP es uno, guste o no… La consistencia refuerza a la marca y construye su posicionamiento. Los 300,000 lectores mensuales que reúne su blog lo confirman.
  3. Comunidad. No muestra interés alguno en agradar a un público objetivo mayoritario. Se enfoca principalmente en desarrollar una comunidad activa con las personas con las que comparte un objetivo común. Sus 2 millones de seguidores en Twitter no son su verdadero activo, sino el efecto que tiene cada uno de sus tuits en términos de amplificación.
  4. Influencia. Aún existen “influenciadores” que se marean con el número de seguidores; sin embargo, aquí tenemos un ejemplo más de lo poco que importa este indicador. RMP logra, con 87,000 seguidores en Facebook, alcanzar a 1.5 millones de personas. Su influencia es su mejor medio.
  5. Objetivo. Sus medios digitales son un frente de desarrollo de marca. En la última Encuesta del Poder es reconocida como la periodista más influyente en Internet y ocupa además lugares importantes en la lista de prensa escrita y radio, todo esto sin tener pantalla de televisión que la exponga.
  6. Convergencia. ¿Puede una marca mantenerse únicamente con comunicación digital? No necesariamente, por eso RMP acompaña sus acciones con menciones desde otros medios, una columna semanal en un diario y un programa radial en AM para Lima y FM en provincias.
  7. Lo monetario no siempre es lo más importante. RMP obtiene algunos ingresos por publicidad pero no parecen ser su objetivo de fondo. El millaje de un personaje público es aprovechable desde muchos aspectos.
  8. Mantiene amistad con colegas y en múltiples ocasiones ha hecho las veces de plataforma de difusión de contenido desarrollado por ellos. Esto convierte a RMP en un medio en sí. Sabe que su trabajo requiere más colaboración que competencia.

Hoy, las marcas tenemos mucho que aprender de casos empíricos como éste. El medio digital exige superar viejos paradigmas, reinventar formas clásicas de comunicar y asumir algunos riesgos que, hasta hace poco, eran impensables.

(Ilustración de portada: Guillermo Figueroa).

__________________________

Web: www.eyzaguirre.me
Twitter: @MarcoEyzaguirre
Mail: marco@eyzaguirre.me

LinkedIn