FiorellaQueirolo
Innovación y Transformación Por BBVA, KPMG, NEO y UPC
Publiblog
auspiciado

Los CFO tienen un papel cada vez más protagónico en la gestión de las empresas. Tradicionalmente se espera de ellos un impulso constante para aumentar los ingresos, mejorar los márgenes de utilidad y reducir los riesgos. Eso sigue en pie, pero la transformación digital ha colocado más responsabilidades sobre sus hombros: un reporte de McKinsey & Company, realizado a partir de una encuesta y publicado en diciembre de 2016, resalta que, más allá de sus responsabilidades tradicionales, muchos CFO también tienen a su cargo asuntos como compliance regulatorio, TI, e incluso algunos son responsables por la ciberseguridad de sus organizaciones. De hecho, en la misma encuesta cuatro de cada diez ejecutivos reconocía que el año anterior habían dedicado más tiempo a labores al margen de las funciones tradicionales de un especialista en finanzas. Asimismo, de acuerdo con un reciente reporte de Microsoft, el 64% de los CFO señala que se le han solicitado hacerse cargo de funciones que van más allá de las tradicionalmente financieras. Todo esto es indicador de una transformación del puesto, y los CFO deben estar preparados.

Para triunfar –y llevar al éxito a sus organizaciones– los CFO pueden ir más allá del análisis tradicional de los datos financieros. El entorno digital ofrece muchas otras fuentes de datos relevantes que antes no podían ser medidos y ahora sí, gracias al avance de la big data y las herramientas informáticas de analítica. “La data financiera por sí sola no es suficiente para reflejar el valor que crean los nuevos modelos de negocio digitales”, señala un documento de Deloitte, a la vez que advierte que muchos CFO “todavía toman sus decisiones sobre dónde colocar el capital con base en un pensamiento anticuado sobre los riesgos y beneficios”. Urge, según este paper, crear nuevos Key Performance Indicators (KPI) que reflejen de manera más precisa el valor que pueden generar los modelos de negocio digitales.

Líderes, evangelizadores y estrategas

El CFO debe “capturar, medir, reportar y predecir el rendimiento futuro de manera mucho más ágil”, enfatiza un artículo de PwC UK. Por otro lado, también se espera un liderazgo más marcado, y muy enfocado en la transición al entorno digital. Los CFO, recalca PwC UK, deben ser “estrategas, transformadores y evangelizadores digitales” y las herramientas digitales deben contribuir a proveer los insights que marquen el rumbo del negocio. Hay que tomarse el tiempo para ello, y en eso también entra a tallar la tecnología. Tal como ocurre en otras áreas de las empresas, muchas de las labores habituales de los equipos financieros pueden ser automatizadas. Según McKinsey, las herramientas actualmente disponibles permiten que el 40% de estas funciones quede totalmente a cargo de las máquinas, lo que permite a las personas ocuparse de tareas más complejas y estratégicas.

Los software de planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés, Enterprise Resource Planning) juegan un papel clave en esta transformación del rol de las áreas financieras en las grandes organizaciones. Las soluciones más avanzadas, como Oracle Financials Cloud y Microsoft Dynamics 365 incorporan potentes capacidades de procesamiento de datos, inteligencia artificial, análisis predictivo, visualización y elaboración de reportes. Con todo, gran parte de su poder estriba en la capacidad de integrarse con otros sistemas, ‘jalar’ y procesar información de las otras áreas de la organización, lo que permite a los CFO tener una mirada más completa de lo que ocurre dentro y fuera de su empresa.

Al mismo tiempo, los responsables de finanzas de las empresas deberían tener un ojo puesto en la evolución de otras tecnologías disruptivas, como la cadena de bloques (blockchain), que todavía se puede considerar en fase inicial de utilización, pero pronto alcanzará su madurez. La consultora Accenture pronostica que el mercado de blockchain crecerá de manera acelerada en los próximos seis años y alcanzará los US$20,000 millones hacia el año 2024. De hecho, la adopción está siendo muy rápida. Según una encuesta de la Asociación de Profesionales de las Finanzas de EEUU, solamente el 1% de las empresas usaba blockchain en 2017. Un año después, la proporción había crecido a 23%.

La tecnología de cadenas de bloques “tiene potencial para transformar significativamente los mercados y las industrias, desde la banca al gobierno hasta la atención de salud y más. Es especialmente útil cuando hay procesos donde dos o más actores necesitan validar información entre ellos. Por ejemplo, una cadena de suministro, cámaras de compensación o líneas de crédito”, comenta Giovanna Cortez, country manager de Microsoft Perú. Los negocios recién están empezando a explorar estas posibilidades.

Blockchain permite conectar mediante registros descentralizados, inmutables y seguros las distintas partes de una cadena de suministros, lo que promete generar grandes eficiencias en términos de ahorro de papeleo, mejor trazabilidad y una mayor transparencia. Un proyecto que ya está en marcha es IBM Trade Lens Blockchain, una plataforma creada por Maersk e IBM. En el piloto de esta iniciativa participaron las autoridades aduaneras peruanas y la agencia de aduanas Ransa. Otra iniciativa interesante es IBM Food Trust, que conecta productores, procesadores, distribuidores y minoristas para generar visibilidad y transparencia en la cadena de suministro de alimentos, según explica Carlos Bittich, CTO de IBM Perú. Grandes empresas del sector retail, como Walmart y Carrefour, ya han adoptado esta plataforma para hacer el tracking de productos específicos.

Según Accenture, es de esperarse también que la adopción de blockchain genere importantes ahorros (de alrededor de 50% a 70%) en procesos financieros rutinarios y procedimientos de compliance. Asimismo, resultan muy prometedores los contratos inteligentes (smart contracts), es decir, contratos cuyas cláusulas se ejecutan automáticamente cuando se cumplen las condiciones en ellos establecidas (dicho de otra manera, se hacen cumplir a sí mismos de manera automática). Y se siguen explorando muchas otras posibilidades. He ahí una revolución en ciernes y los CFO también deberán estar preparados para sacarle provecho.

TOOLKIT DE FINANZAS

1. Microsoft Dynamics 365

Un software de Enterprise Resource Planning (ERP) que incorpora inteligencia artificial. Permite realizar análisis predictivos a partir de grandes volúmenes de datos obtenidos de distintas áreas de la empresa y automatizar una serie de procesos, como el control presupuestal, muchas labores de tesorería y tributarias.

Área de impacto: procesos, finanzas.
Tec: Inteligencia artificial, analítica predictiva 

2. IBM Blockchain Platform

La plataforma de cadena de bloques de IBM. Puede utilizarse dentro de la nube del mismo proveedor, en otro servicio cloud (público o privado) o localmente mediante centros de datos locales. Aunque aún es una tecnología en fase inicial de implementación, ofrece importantes eficiencias y mayores niveles de confianza en temas como transferencias de dinero, compra y venta de activos e instrumentos financieros, mecanismos de compensación, etcétera.

Áreas de impacto: logística, procesos finanzas, auditoría
Tec: Blockchain 

3. Microsoft Azure

La nube de Microsoft, que es la puerta de entrada a diversas herramientas tecnológicas que incorporan big data, inteligencia artificial, blockchain e Internet de la cosas.

Áreas de impacto: todas
Tec: Cloud
Empresas: Minsur, Apeseg