AldoTapia
Jaque Mate a la Estrategia Por Aldo Tapia

Uno de los límites que numerosos colegas me han comentado durante mi trayectoria profesional es la falta de confianza para desarrollar sus ideas tanto en el ámbito personal como el profesional. Aun teniendo el conocimiento y las herramientas para emprenderlas, existe un obstáculo que les impide lanzarse por ellas. Pero, ¿es la confianza lo que necesito para llegar a mis metas? o ¿qué es lo que necesito para alcanzarlas? ¿Confianza o coraje?

Es importante tener claro la distinción de estos dos conceptos y conocer cuál destaca como factor clave para tomar acción sobre nuestros objetivos. En lo personal, creo que el coraje tiene un papel principal como clave del éxito.

El coraje viene primero

Cuando emprendes una idea, ingresas a un escenario realmente complejo, dado que la economía y las sociedades experimentan cambios constantes. Esta situación genera incertidumbre sobre el resultado o las consecuencias, la incertidumbre de si tendremos la capacidad de satisfacer la necesidad de nuestros clientes y sobre sus respuestas.

“Tener coraje es el primer paso para hacer que las cosas pasen”

La incertidumbre siempre estará presente y nuestro subconsciente responde ante ella con miedo. Stephen King, famoso escritor por sus novelas de terror, escribe:

“El momento más espantoso es siempre justo antes de empezar. Después de eso, las cosas sólo pueden mejorar”  

Ante esto, el coraje es la virtud para combatir este miedo y tomar la responsabilidad para conseguir afrontarlo. El coraje vence el miedo al fracaso y te permite dar los primeros pasos para emprender tus ideas.

La confianza es un resultado

La confianza representa la esperanza que una persona tiene en que algo suceda. Refleja la seguridad en nuestras capacidades basadas en una experiencia previa en el ámbito que se quiere accionar. La confianza es un resultado, producto de una práctica constante y una familiarización con el proceso y el producto del cual se espera el éxito.

Cuando hablamos de confianza, se necesita la certeza de que se logrará el resultado esperado, una prueba de que vamos alcanzar el éxito. La verdadera confianza se desarrolla a través del tiempo, no a priori. Por ende, ante nuevos escenarios, no podemos iniciar con confianza.

El coraje es más importante que la confianza

No es realista sentir confianza ante nuevos proyectos. Tener un historial de proyectos exitosos no garantiza el resultado óptimo de uno nuevo. La adquisición de nuevas habilidades puede ayudar, pero no es suficiente para vencer el miedo a la incertidumbre presente al emprender nuevas ideas.

A lo largo del proyecto, ante las primeras respuestas y resultados, surge la seguridad en las acciones adoptadas y no se necesita invocar tanto el coraje. Sin embargo, cuando inicias, sólo puedes aprovechar el coraje para afrontar los nuevos retos.

“El coraje es la única herramienta que te va a lanzar hacia tus metas a sabiendas de los riesgos”

Se trata de un movimiento consciente que te permite emprender tus ideas sin temor al fracaso.

Designamos mucho tiempo en busca de la confianza, esperando tener la seguridad suficiente antes de tomar acción. Esto es un error, dado que nunca nos sentiremos completamente seguros hasta intentarlo y lograrlo, o fallar e intentar otra vez.

¿Cuánto estás dispuesto a esperar para ir por tus metas?

¿Qué necesitas para dar el gran salto?


También te puede interesar:

Si te gustó este artículo no te olvides de compartirlo.

Si quieres conocer más de mí, puedes revisar mi web aldotapia.pe

Si te interesa que escriba acerca de un tema en particular, puedes enviarme un e-mailconsultas@aldotapia.pe

LinkedIn