AldoTapia
Jaque Mate a la Estrategia Por Aldo Tapia

En nuestra vida diaria tomamos muchas decisiones. Cada decisión va marcando nuestro destino, donde seguramente lograremos algunas cosas en sacrifico de otras. Cada decisión es una elección.

Una de las razones por las cuales es necesario tener una buena estrategia, es ser consciente que los recursos que disponemos, en la gran mayoría de situaciones son limitados y por lo tanto, debemos invertirlos en aquellas actividades que tengan el mayor impacto en el objetivo que se quiera lograr. “Hacer más con más”, es interesante; pero el “hacer más con menos”, es estratégico.

Nuestra cultura está netamente orientada a tratar las consecuencias de un problema y no en eliminar las causas. Nuestra cultura preventiva es escasa y no nos damos cuenta que nos estamos acostumbrando en vivir en el lamento eterno, gastando una cantidad considerable de recursos en tratar la consecuencia del problema, en lugar de invertir de manera más eficaz enfrentando la causa.

Un claro ejemplo de lo que significa “hacer más con menos” y de lo diferente que es gastar dinero en la consecuencia o invertir dinero en la causa es lo que hizo el país de Cuba con su sistema de salud.

Cuba, por necesidad, se vio obligado a transformar su sistema de salud, de “curativo” a uno “preventivo”. Según la Organización Mundial de Salud, el sistema de salud cubano es mundialmente reconocido por su excelencia y su eficiencia. A pesar de tener recursos sumamente limitados y pese al impacto dramático causado por las sanciones económicas que impuso Estados Unidos desde hace más de medio siglo, Cuba ha logrado universalizar el acceso a la salud a todas las categorías de la población y conseguir resultados similares a los de las naciones más desarrolladas.

Cuba tiene una de las tasas más bajas del mundo en mortalidad infantil: 4.2 por 1,000, incluso inferior a la de Estados Unidos, y una de las tasas de esperanza de vida más altas del continente: 79 años.

¿Cómo lo hizo?

Cuba basa su sistema de salud en la medicina preventiva y los resultados son excepcionales. Los cubanos que han crecido con serias restricciones de productos, tienen una alta tendencia a llevar una vida saludable y comer lo más natural posible. Conocen muy bien los beneficios de los productos y lo que genera en su salud. Esto va acompañado de una fuerte campaña educativa que inicia desde niños y que se vive día a día en las casas. Más allá de recursos, se trató de una decisión política.

¿Acaso nuestro país no tiene más recursos que Cuba? ¿Qué hace la diferencia?

Muy sencillo: La estrategia

Si lo vemos como país, se tiene la impresión que anticiparse a los problemas, no es marketero. Quizá reconstruir un puente, tiene más publicidad que reforzarlo para evitar que se “derrumbe”, o enseñar a la población a comer saludable no es tan marketero como construir un hospital. ¿Pero estamos siendo estratégicos? ¿Acaso tenemos recursos ilimitados para no pensar en eso?

Y ¿cómo están las empresas?

Esta misma cultura que la vemos nivel país, se ve en las empresas. ¿Cuántas empresas esperan estar enfermas para luego gastar en curarse? ¿Tienen un sistema de gestión que les permita identificar esos síntomas iniciales, que las ayuden a anticipar un cambio de estrategia? ¿Tienes indicadores de gestión reactivos o preventivos?

Prevención: Sistema de Alerta Temprana

Mientras más te anticipes a un posible síntoma, el porcentaje de éxito empresarial se incrementará. Cuando el síntoma se vuelve evidente, tu porcentaje de éxito disminuye e invertirás una gran cantidad de recursos en tratar de salvarte de tu enfermedad.

Posibles síntomas de que algo puede estar mal

  • Inversiones no generan resultados esperados.
  • Los clientes están encontrando soluciones más simples y baratas.
  • Aparecen más competidores inesperados.
  • Los clientes ya no muestran entusiasmo por tu propuesta comercial.
  • Tu empresa no es considerada un lugar atractivo para trabajar
  • Los talentos están renunciando por mejores propuestas.
  • Mayores gastos administrativos y de ventas y menores márgenes de rentabilidad.
  • El crecimiento está involucionando

Si sientes que tu empresa está sintiendo alguno de estos síntomas, toma acción de inmediato, analiza la situación, toma una decisión estratégica con el fin de enfrentar la causa y no esperes a que tu empresa se enferme, porque la enfermedad puede ser tan grave, que gastarás mucho dinero intentando salvarla de algo que puede ser terminal.

¿Cómo estamos nosotros?

Reflexionemos un poco: ¿Cuántas veces, decidimos no mirar los problemas que son evidentes?, Cuántos problemas entre personas ya sea a nivel personal, familiar o profesional, podrían haberse evitado, si los hubiéramos enfrentado antes que exploten y generen impactos difíciles de superar?

Recordemos que la verdadera riqueza de una persona, no está en ver cuánto dinero tienes, sino en tener aquellas cosas que jamás podrías comprar con dinero.

El cariño de tus padres, el amor de tus hijos, la sonrisa de tu esposa,  el respeto y admiración de tu equipo de trabajo, la amistad de tus amigos, debes cuidarlas como oro, porque créeme que sin ellos, podrás seguir vivo, pero te sentirás enfermo.

También te puede interesar:

Si te gustó este artículo no te olvides de compartirlo y ayudar a transmitir el mensaje a otros líderes que quieran mejorar su proceso estratégico.

Si quieres conocer más de mí, puedes revisar mi web aldotapia.pe

Si te interesa que escriba acerca de un tema en particular, puedes enviarme un e-mail a consultas@aldotapia.pe

LinkedIn