AldoTapia
Jaque Mate a la Estrategia Por Aldo Tapia

Maestro: ¿Eres feliz?

Ignacio: Claro que soy feliz, tengo una esposa, hijos, soy director de una empresa, gano muy bien, tengo carro del año, tengo todo lo que cualquier persona siempre ha querido tener.

Maestro: No te he preguntado qué tienes, te he preguntado si eres feliz.

Este fragmento de la película “El secreto de las 7 semillas” que tiene como base la excelente obra literaria de David Fischman, nos invita a reflexionar acerca de la importancia de descubrir el motor y motivo de nuestra razón de vivir.

¿Te has preguntado cuál es tu razón de vivir?

Ésta es una pregunta muy personal, que mientras más rápido encuentres la respuesta, tendrás mayores posibilidades de vivir tu vida de manera más completa, íntegra y, sobre todo, de manera trascendente.

Esta misma necesidad de trascender está haciendo que muchas empresas también encuentren en su propósito el camino correcto para perdurar en el tiempo. Entender en el momento apropiado el por qué haces lo que haces y para qué se vuelve una herramienta fundamental para lograr una identidad que todos los colaboradores y stakeholders sabrán reconocer y respetar.

Tener un propósito une a toda la empresa y guía a la misma hacia un objetivo trascendente. Se trata quizá de la principal herramienta que necesita el liderazgo de hoy para ser exitoso y tener una relación directa con la suma de los propósitos individuales de los colaboradores. El día en que descubras que tu propósito está totalmente alineado al propósito de tu empresa darás un paso muy importante en disfrutar el camino que estás recorriendo y ser feliz.

Muchas personas se preocupan en el “qué” hay que hacer y pierden mucho tiempo analizando varias opciones y alternativas. Una vez que creen encontrar la solución viene una segunda preocupación: el “cómo” hacer las cosas, y en repetidas ocasiones pasan gran parte de su  tiempo haciendo acciones que no los hacen felices y, sobre todo, que no les hacen sentido. ¿Te ha pasado?

Es importante que tomes un momento y reflexiones acerca del por qué haces lo que haces, para qué lo haces, para quién lo haces. Muchos tienen una foto de su familia en la oficina como adorno, otros la tienen como una fuente de motivación permanente que les da fuerzas durante el día para seguir adelante.

Cuando tú tienes claro tu verdadero motor y motivo, empezarás a tener mayor claridad y empezarás a descubrir muchas cosas “que” hacer y, sin lugar a duda, varias maneras de “cómo” hacerlas. En la mayoría de ocasiones, no siempre se trata de encontrar paisajes diferentes, sino que se trata de ver el mismo paisaje con ojos distintos. Únicamente depende de ti.

LinkedIn