Carlosde Piérola
La próxima copa Por Carlos de Piérola

cata chilenos 475

Hace 20 años, en  julio de 1996, seis amigos formamos un grupo de cata que hoy sigue vigente. Han pasado decenas de reuniones y algunos centenares de botellas pero la búsqueda por el siguiente vino y la curiosidad por servir la próxima copa nos mantienen con la misma ilusión, tanto por la bebida compartida como por la buena conversación y, por supuesto, las risas que siempre están presentes.

Pero no se piense que es un momento para el exceso. Las reuniones son mensuales y en días de semana (martes o miércoles normalmente), en estricto horario de 8:00 a 10:30 pm, con el tiempo suficiente para tomar unas tres copas. Cada mes rotamos de casa y el anfitrión se encarga de ofrecer los vinos y acompañamientos.

copa tinto vista superiorEn base a esta experiencia específica y a mi dedicación al vino, primero como aficionado y después en forma profesional, les dejo algunos consejos para crear un grupo de cata y que dure mucho tiempo.

  1. ¿Cuántos miembros? Es ideal que los participantes del grupo sean amigos o tengan afinidades claras. Porque no es el grupo de tus mejores amigos necesariamente, sino el de aquellos que tienen un interés similar al tuyo por probar y descubrir. Entre 6 y 10 personas es una buena cantidad. Si el número es menor con la ausencia de un par se pone en riesgo la reunión. Si hay muchas personas se empiezan a generar varias conversaciones y el vino deja de ser el centro. Designen un presidente o secretario para que se encargue del trabajo difícil: armar el calendario, convocar, enviar recordatorios y todo lo necesario para que no se pierda el ritmo. Hay que obligarse ya que las semanas pasan rápido y, a veces, las preocupaciones cotidianas priman. Pero hay que esforzarse para darse el lujo de disfrutar estos momentos.
  2. ¿Cómo empezar? Prueben escogiendo temas sencillos: vinos de una variedad específica “carménère chileno”, “malbec de Mendoza” “Riojas Reserva”. Después podrán comparar países, regiones, subzonas, hacer catar verticales, horizontales, a ciegas. Hay que recordar que el vino no es solo tinto. Hay blancos fantásticos, espumosos interesantes, vinos dulces (con los que recomiendo cerrar las catas) , vinos generosos, etc.
  3. Unos sabrán más que otros pero sería ideal que lleven un curso de cata para que todos compartan algunos conceptos básicos.
  4. No se obsesionen con los vinos más caros, las marcas o nombres legendarios. Tomen buenos vinos dentro de un rango de precios acordado entre los miembros.
  5. Usen buenas copas ya que son importantes para que el vino se exprese adecuadamente. Pero no tiene que ser las más caras. En general no le den tanta importancia a la parafernalia: el decantador en forma de serpiente o el descorchador de titanio pueden ser estupendos pero siempre como un complemento. El alma de la fiesta tiene que ser el vino.
  6. ¿Cuántos vinos? Lo recomendable es una botella por cada dos personas.
  7. Caten los vinos solos, concéntrense por un rato en ellos y después acompáñenlos con algunas tapas y embutidos. Los quesos también pueden generar buenas armonías con los vinos, especialmente con los blancos.
  8. Un grupo de cata no tiene que ser acartonado. Alguno querrá registrar los probado en fichas de cata, otro simplemente discutirá las sensaciones, opiniones y preferencias. El vino no es el único asunto del que se discuta, pero si no se habla de los vinos no será un grupo de cata, serán unos amigos que se reúnen a tomar (que también la podrán pasar genial).
  9. El cuidado de las temperaturas de servicio muy importante. Nunca un tinto que no esté fresco (entre 15°C y 18°C), blancos entre 7°C y 12°C , espumosos entre 5°C y 7°C (veremos este asunto en otro post con más detalle). El lugar bebe ser fresco para apreciar los vinos. Una terraza a 30°C no es una buena idea.
  10. El conocimiento que se va adquiriendo es una herramienta para ampliar el disfrute, seguir explorando y divertirse, no para presumir.

Twitter: @CarlosdePierola

Facebook: facebook.com/Barricascom

Correo: cpierola@barricas.com

Aprende más de vinos llevando un curso.