El fit femenino es 'intencional'Lograr el balance entre la comodidad, la feminidad y el profesionalismo no es fácil, pero tampoco imposible. Tener la intención es lo que cuenta.
 
 

¿Qué oportunidades queremos atraer? ¿Nuestra apariencia está alineada con nuestras metas? ¿Es consistente con nuestras capacidades y valores? Nuestra ‘intención’ debe verse reflejada en lo que queremos comunicar, de modo que no enviemos los mensajes equivocados.

1.Abridora_Fit_Prueba

Para lograr un buen fit, las prendas deben ser cómodas y funcionales. Deben hacernos sentir y lucir profesionales, en lugar de generarnos preocupación porque ajustan, son muy cortas o son muy reveladoras:

Blusa

  • Las mangas deben estar bien alineadas con los hombros y permitir los movimientos naturales.
  • La manga larga debe terminar en el hueso de la muñeca.
  • A cada lado del cuerpo debe sobrar por lo menos tres centímetros de tela.
  • Los botones deben cerrar cómodamente, sobre todo a la altura del busto. De lo contrario es preferible subir una talla y ajustar el entalle del torso con pinzas.
  • El largo de la prenda debe llegar por lo menos hasta la cadera.

2.Fitblusa

Falda

  • La pretina de la cintura debe permitir introducir dos dedos con comodidad.
  • La tela debe caer recta debajo de los glúteos y no pegarse demasiado siguiendo la curva natural.
  • Debe sobrar suficiente tela a cada lado del cuerpo, de manera que una pueda girar la falda. Esto evitará que se noten las líneas de la ropa interior a través de la tela.
  • El largo ideal es sobre las rodillas (empezando, a la mitad o terminando).

Vestido

  • Toma en cuenta las mismas recomendaciones para blusa y falda.

Pantalón

  • Escoge una tela adecuada, con buena caída y amoldable a tu silueta.
  • Presta atención al largo del tiro, para que no quede muy largo o muy corto.
  • Si se forman arrugas horizontales (‘bigotes de gato’), es porque la prenda está muy ajustada.
  • Si la pretina está muy apretada, se puede formar el muffin top (un sobresaliente por encima de ésta).
  • La pierna debe caer recta, sin apretar  y el largo debe cubrir aproximadamente la mitad de taco del zapato.

Saco

  • Toma en cuenta el grosor de la prenda sobre la que van a ir, para permitir los movimientos naturales y que pueda cerrar con comodidad.

Lo recomendable es tener ropa interior modeladora, diseñada especialmente para el cuerpo de la mujer adulta, para cuando haga falta. Ésta evita que las telas se peguen demasiado y ayuda a que se perciba uniformidad en la superficie, con una caída óptima.

Un detalle final importante: el tipo de prendas que escojamos dependerá del código de vestimenta, el grado de formalidad y la cultura de nuestro ambiente laboral.

 
 
Sobre Paula Balansky
Asesora de imagen profesional. Diplomada en programas avanzados de consultoría de imagen y desarrollo profesional, con estudios en Estados Unidos, Argentina y Perú.
La frase
“Tu ropa debe ser lo suficientemente entallada como para mostrar que eres una mujer y lo suficientemente suelta como para mostrar que eres una dama”.
Edith Head, diseñadora de vestuario, nominada 35 veces al Óscar
Ver más
Imagen política: tres consejos para una presencia con mayor credibilidad
¿Vale la pena saltarse el desayuno?
Internet de las Cosas: explosión y aplicación en emprendimientos
El business case de las barras gastronómicas
Coge la plata y corre: tres historias de ceses de gerentes
L'Oréal: "Vamos a crecer por el lanzamiento de nuevas marcas"
Los divorcios más caros de la historia de los negocios
Espacios revitalizados
Cómics con tinta local
Para desuscribirse del boletín haga clic aquí.