AlfonsoMontero
Riesgo y retorno Por Alfonso Montero

“Su primera ministra, Theresa May, convocó esta elección sobre el brexit. ¿Nos ha contado ella lo que piensa hacer respecto al brexit? ¡No! Esto es una locura”.
Lord Buckethead

Lord Buckethead, uno de los contrincantes de Theresa May por el puesto de Representante del Parlamento por la circunscripción de Maidenhead, Inglaterra, no es un lord inglés en el sentido tradicional. En su manifiesto partidario, se presenta como un “lord intergaláctico”, viste un disfraz de cuero negro y un gigantesco balde a manera de casco, apariencia descrita por John Oliver como “un cruce entre Darth Vader y un Amazon Echo.” Entre sus propuestas, figura “legalizar la cacería de cazadores de zorros.” El retrato del caótico estado de la política británica es la imagen de la primera ministra Theresa May compartiendo estrado con Lord Buckethead (la tradición electoral británica requiere que los candidatos se paren juntos en un estrado en el momento de leer los resultados de la votación).

Theresa May_Lord Buckedhead

Pero más bizarro aún resultó que las declaraciones de este extraño personaje sintetizaran con tanta precisión el error de May: nunca explicó qué pretendía obtener con el brexit, mucho menos cómo negociar para obtenerlo. En vez de una política clara respecto a la decisión soberana más relevante del Reino Unido en los últimos dos siglos, May ofreció una tautología (“brexit means brexit”). Esto acabó costándole la mayoría parlamentaria a los conservadores.

El sorprendente resultado del snap election británico consolida una tendencia de rechazo al populismo en Europa que ya se ha impuesto en las elecciones de Austria, Holanda y Francia. Nate Silver, fundador del sitio web de análisis de encuestas FiveThirtyEight, propone que el alza del voto centrista europeo se debe al espanto que ha generado el caos provocado por Donald Trump y el brexit en sus respectivos países. Silver menciona como ejemplo emblemático el caso de Austria. En mayo de 2016, el candidato liberal Alexander Van der Bellen derrotó al ultraderechista Norbert Hofer por sólo 30,000 votos, o 0.6% del total. La autoridad electoral ordenó repetir la elección, y en diciembre 2016 –post brexit y la elección de Trump—Van der Bellen ganó por 8%. En la segunda elección, el candidato derechista obtuvo menos votos pese a la participación de un mayor número de votantes.

Esta reducción del riesgo político genera un interesante punto de entrada al mercado de acciones de Europa Continental. Si bien el mercado ya ha subido este año –al 16 de junio, el índice MSCI Europe ex UK avanzó 17.5% en USD— valorizaciones del rango de 16x Precio/Utilidad Proyectada y 1.8x Precio/Valor Libros son atractivas en términos históricos, y en particular comparadas con las métricas del S&P 500 (19x P/U y 3.1x P/BV). La economía de la eurozona viene mostrando un sólido crecimiento desde mediados del 2016, lo que se ha traducido en incrementos de los estimados de utilidades de las empresas. El riesgo del resquebrajamiento de la Unión Europea ha desaparecido, y varios factores apuntan a que el riesgo político continuará reduciéndose en el segundo semestre del 2017. Emmanuel Macron consiguió una sólida mayoría en las elecciones parlamentarias de Francia, lo que le permitirá implementar una agresiva política de reformas con el fin de incrementar la productividad. En setiembre es probable que Angela Merkel consolide un nuevo mandato en Alemania. La tercera economía, Italia, colabora con la estabilidad continental a su manera, evitando hacer destrozos. La incapacidad de los partidos líderes para ponerse de acuerdo respecto a una nueva ley electoral abre la posibilidad de que las elecciones generales –y con ello la amenaza de Cinque Stelle—se aplacen hasta el próximo año. Valorización atractiva, sólido crecimiento económico y la continuidad de un escenario político favorable son nuestros argumentos para sobreponderar las acciones de Europa Continental en el contexto de un portafolio global de inversiones.