AlbertoLoyola
Talento C-Suite Por Alberto Loyola

De acuerdo a Deloitte Insights, “la Cuarta Revolución Industrial está ya encima de nosotros. Las primeras tres se basaron respectivamente en: mecanización, producción en masa y computación. Automatización; Industry 4.0 trata sobre la conexión entre las tecnologías físicas y digitales. Al igual que con las revoluciones anteriores, Industry 4.0 ya está alterando y redefiniendo la industria”. Esto confirma que la tecnología que trae esta Cuarta Revolución Industrial está cambiando totalmente la concepción de servicios, productos, formas de trabajar e inclusive la interacción entre humanos.

La pregunta es: ¿llegarán las máquinas a reemplazarte en el trabajo? Algo es claro para los expertos, esta revolución industrial es muy diferente, ya que crea conectividad e interacción entre organizaciones, clientes e inteligencia digital. Todo esto se ve impulsado por innovaciones tecnológicas que incluyen: la inteligencia artificial (IA), automatización, machine learning, big data, Internet of Things (IoT) y la computación cognitiva, que vienen representando los drivers de esta nueva era digital.

Por otro lado, las organizaciones están con un mundo donde cada vez más la capacidad de procesar data, usar analytics predictivos y tecnología cognitiva se convierten en factores diferenciadores y crean a la vez una nueva propuesta de valor para competir en un mundo totalmente conectado 24 horas al día, siete días a la semana. El mensaje es claro: la Cuarta Revolución Industrial está innovando y transformando mercados, organizaciones y la forma como vivimos.

YO, ROBOT

Todo mundo recuerda la película Yo, Robot, protagonizada por Will Smith, pues la película no está alejada de la realidad. Vivimos en una era de autos sin propulsión, plataformas que anticipan las necesidades del cliente, reconocimiento de imágenes y robots capaces de todo, desde la fabricación avanzada, la cadena de suministro, hasta la cirugía compleja. La automatización, los algoritmos y la inteligencia artificial no sólo están cambiando la naturaleza de los negocios, la toma de decisiones y el lugar de trabajo en sí, sino también nuestra vida personal.

En ese sentido, se espera que las tecnologías disruptivas como cloud, IoT, mobile y IA tengan un mayor impacto en los siguientes cinco años (especialmente en el sectores de tecnología, media y comunicaciones). Esto nos lleva, por ejemplo, a hablar de los bots —esas pequeñas ventanas que aparecen, en diferentes páginas web y alguien parece que te estuviera ofreciendo ayuda—, computer transcripts, que fueron diseñados originalmente para automatizar tareas repetitivas, como organizar el contenido o realizar mantenimiento de red, ahorrándoles a los humanos el tedioso trabajo operativo. Organizaciones con un fuerte contenido en marketing y ventas son los que han venido usando bots para operar cuentas de redes sociales, para alertar instantáneamente a los usuarios de las últimas noticias o para promocionar productos o servicios. Este mercado ha ido creciendo e inclusive ya existen estos bots en recursos humanos, teniendo como responsabilidad interactuar con potenciales candidatos, agendar entrevistas y pre seleccionarlos.

De acuerdo con MIT Technology Review, “la próxima generación de robots está evolucionando rápidamente; sin embargo, debido en gran parte a los avances en el procesamiento del lenguaje natural (natural language processing), la misma tecnología que hace posibles las interfaces operadas por voz, como la Alexa de Amazon, el Asistente de Google y Cortana de Microsoft, estos bots se comportarán mucho más como personas reales”.

Robots en el trabajo

Según una encuesta reciente de Forrester, aproximadamente “85% de las interacciones de los clientes dentro de una empresa será con robots de software dentro de cinco años” y “87% de los CEO buscan expandir su fuerza de trabajo de inteligencia artificial”, utilizando robots de IA.

Con el objetivo de crear eficiencias, sinergias, reducir costos y ofrecer mejores experiencias hacia los clientes y empleados, las organizaciones están introduciendo IA, machine learning y la comprensión del lenguaje natural (natural language processing) como ventaja competitiva dentro su estrategia de transformación tecnológica en el 2018.

Casos recientes los plantea Mercedez Benz y Uber. El primero viene trabajando en un semiautónomo “pilot driving system, que pretende lanzar al mercado en los próximos cinco años. Asimismo, Uber planea comprar 24,000 Volvo SUV autónomos sin conductor y así reemplazar a los trabajadores independientes.

Pero vemos otros ejemplos actuales:

  • Walmart ha agregado robots autónomos de escaneo de estantes a 50 tiendas. Éstos recorren los pasillos, buscando elementos agotados, precios incorrectos y etiquetas incorrectas o faltantes.
  • Amazon está utilizando robots para team up con empleados de diferentes almacenes en Estados Unidos. Viene entrenando a sus trabajadores para operar robots e incrementar eficiencia y hacer las cosas más rápido con mínimo error.

  • La cadena de restaurantes Chili’s instaló 45,000 tabletas de computadora en sus restaurantes en Estados Unidos. Las tabletas les permiten a los clientes pagar sus cuentas, jugar juegos y realizar algunos pedidos.
  • Un hotel está presentando un botones robot que entrega artículos a las habitaciones de los huéspedes, informa New York Times. La misma historia menciona caddies de golf automatizados. Times también informa que la firma alemana Daimler ha demostrado tener un camión sin conductor.

Robots y Futuro

Nunca ha sido más difícil predecir lo que significa nuestro futuro laboral y a medida que se dan los avances tecnológicos, el cambio generacional en la fuerza de trabajo y el aumento de la economía colaborativa causan que aparezcan nuevos puestos de trabajo tan rápido como otros desaparecen. Es claro que los robots llegaron para quedarse y que la automatización e inteligencia artificial está generando cambios en la forma como trabajamos, e interactuamos, requiriendo también nuevas habilidades para esta revolución industrial. El mundo del trabajo está cambiando, y todo esto viene sucediendo mientras escribo este artículo.

El temor es que los continuos avances en computación y software automaticen muchos más trabajos y empleos. Inclusive hasta el CEO de tu compañía podría ser reemplazado por un robot. Pero, en última instancia, ¿podría un robot dirigir una empresa o tener sentimientos para liderar equipos? Lo mejor ahora es adaptarse al cambio y estar preparado para esta revolución industrial.

Si te gustó este artículo, por favor, compártelo con tu network. Y comparte tus comentarios conmigo. Me gustaría escuchar tu feedback. ¡Muchas gracias!

¿Te gustaría leer más artículos? Click here!

AUTOR

Alberto Loyola is a Tech and AI HR Evangelist. His research and work focus around the future of work, artificial intelligence, employee experience and digitization of the workplace and the impact in HR. Alberto’s work has been featured on different media players and he’s also the founder of Ignite Organizations an HR tech & AI discussion forum. Connect with Alberto here.

LinkedIn