MarthaRisco
Tu Imagen Habla Por Martha Risco

Hoy, los códigos de moda no son tan rígidos como lo eran en los años 50. Si bien es cierto en cuánto a códigos de vestimenta no debemos caer en lo restrictivo, en la política todo comunica. Por ello, al tratarse de personajes públicos, primero debemos manifestar respeto por el evento y luego construir una imagen coherente con nuestra esencia.

En el vestir apropiadamente para la ocasión existe una delgada línea entre lo correcto y lo verdaderamente trivial. Si se tiene dudas, podemos apelar al sentido común o hacer lo más sencillo: preguntar a la persona que está involucrada en la organización del evento aspectos tales como lugar, ambientación, hora, asistentes y motivo de la celebración.

Un político o ejecutivo de alto nivel no debe caer en la trampa de convertirse en un snob de la moda. La moda no es preceptiva: no se trata de lo que “va” en tendencia. Se trata de lucir apropiado y elegante sin ser una víctima de la moda.

La clave es mantener un 80-90% del atuendo en un estilo clásico y tradicional y en un 10-20% incluir algún detalle de moda para dar un toque de actualidad, pero alejado de la zona del torso. Para las mujeres, por ejemplo, este detalle puede ser una cartera, zapatos o un detalle en la parte baja del abrigo tal como lo llevaba la vicepresidenta Mercedes Aráoz en las celebraciones por Fiestas Patrias.

(Foto: Andina.pe)

En el caso de hombres es más sencillo: cuidar el entalle del traje y mantener lo clásico en la parte de camisa y corbata es mandatorio para este tipo de eventos. Para ello se debe vestir una camisa blanca y evitar las corbatas con patrones, optando en su lugar por aquellas lisas en tonos clásicos como azul, rojo, granate o gris.

No olvidemos que la manera de expresión característica de una persona forma su estilo particular, la forma en que pensamos o actuamos. Nuestro estilo es una manera clave en la que las otras personas nos reconocen: la forma en que nos movemos, el tono de nuestra voz y el cómo nos vestimos o cualquier otra característica única que nos hace ser quienes somos. La clave es la “congruencia” entre la apariencia (cómo nos vestimos), el comportamiento (es decir, nuestros modales y el respeto a los protocolos) y por último la comunicación, que lo constituyen los gestos y las palabras.

Les comparto el video del programa “El look de los políticos”, al que me invitaron un año más y que se emite todos los años por Canal N después del desfile del 29 de julio. En éste, conversamos acerca de la comunicación visual (vestimenta, principalmente) de los políticos en las celebraciones de Fiestas Patrias. No podemos incluir en nuestro análisis nuestra apreciación teniendo en cuenta los cuestionamientos de algunos políticos que, por obvias razones, dañan enormemente su reputación y forman parte de su comunicación y marca personal.

Por último, pero de igual importancia, es el cuidado personal. Cualquier inversión que hagamos en trajes costosos se puede arruinar en menos de un minuto si nos equivocamos en nuestro cuidado personal: aseo y pulcritud, aromas, peinado y maquillaje en la medida justa. Pequeños detalles hacen grandes diferencias.

Renueve su imagen personal, reciba mis últimos artículos: suscribirme a la lista

web: versa.pe
Correo: tuimagenhabla@martharisco.com

LinkedIn