MarthaRisco
Tu Imagen Habla Por Martha Risco

La importancia que tiene la apariencia consiste en la capacidad de transmitir nuestros valores sin dejar de ser auténticos. Cuando actuamos o intentamos vestir de acuerdo a lo que se piensa que es lo correcto o lo que se espera de uno, muchas veces resulta que no proyectamos un mensaje con armonía, sino un mensaje que deja de lado la esencia personal y se convierte en un intento vacío de estilo.

¿Cómo encontrar aquel valor que nos caracterice y se vuelva trasversal en nuestra estrategia de imagen?

Pensemos en las características de nuestro estilo de vida o profesión y, sin dejar nuestro estilo personal, definamos uno de nuestros valores. Como ejemplo, les puedo mencionar valores que se distinguen también en la imagen: la ética, la integridad, la responsabilidad, la cercanía, confianza, agilidad y cualquier otro valor que esté unido a tu personalidad y profesión y que, sobre todo, sea auténtico.

Los mensajes que enviemos a través de nuestro lenguaje, comportamiento y vestimenta, implican que se deben hacer diferentes esfuerzos con el fin común de fortalecer nuestro liderazgo a través de la comunicación eficiente de nuestro branding personal.

Lograr una imagen eficiente, que impacte rápidamente, que sea memorable desde una primera impresión, requiere que el “mensaje oculto”, es decir nuestra esencia, esté presente en estos cuatro puntos:

  1. Comunicación verbal y no verbal: en lo que decimos y cómo lo decimos se pueden dar mensajes acerca de nuestra cultura. En estas últimas semanas, hemos deducido, a través de los audios que muestran la corrupción en el Poder Judicial, la falta de valores como ética, compromiso, integridad profesional, etc. En cuanto a la comunicación no verbal, ésta se da a través de los gestos, movimientos, expresión facial y proxemia.
  2. Imagen Digital: cada vez es más frecuente que nuestra primera impresión se realice a través de las redes sociales, sólo basta con tener el teléfono de una persona a la que no conocemos y podemos ver su foto de perfil en WhatsApp. La forma en que controlamos nuestra imagen y la fotocomunicación digital también debe llevar nuestro sello personal.
  3. Comportamiento o protocolo: saber aplicar adecuadamente las normas de etiqueta, protocolo y buenas costumbres teniendo en cuenta el entorno y personas con las que vayamos a interactuar también es importante.
  4. Vestimenta o apariencia visual: la apariencia es una de las características que se vislumbra con mayor rapidez. En este sentido podemos lograr insertar los valores mediante la estructura de las prendas, telas, colores, estampados, caída y forma en que nos calza, y las combinamos que hacemos. Es imperativo que busquemos reflejar nuestro “mensaje oculto” controlado por nosotros. Por ejemplo, la elegancia, provocación, sensualidad, estridencia, agresión, calma, moda, creatividad, responsabilidad, buen gusto, experiencia, pulcritud, orden y más. Aquí unos ejemplos gráficos:

Moda, creatividad y buen gusto.

 

Estridencia y creatividad.

 

Responsabilidad, experiencia y profesionalismo.

 

Poder, profesionalismo y responsabilidad.

 

Sensualidad, cercanía, apertura y provocación.

 

Moda, control y creatividad.

Fotos: Image.net

Renueve su imagen personal, reciba mis últimos artículos: suscribirme a la lista.

Web: versa.pe
Correo: tuimagenhabla@martharisco.com

LinkedIn