AlbertoArispe
Viva la Bolsa Por Alberto Arispe

Ya se hizo efectiva la Ley N° 30425, que permite a las personas mayores de 65 años retirar su dinero de los fondos administrados por las AFP.  Mi posición es que esa ley destruye valor para el país, pues rompe con el sistema privado de pensiones que ha tenido mucho éxito administrando los fondos previsionales de los trabajadores formales (retorno promedio real de 7.3% al año, totalmente diversificado, para el fondo 2, desde su fundación – hace 22 años).

Pero dada la ley, yo recomiendo a las personas que van a tener este capital a disposición que piensen muy bien lo que planean hacer.  Para los que decidan retirar el dinero del fondo de la AFP, yo les sugiero lo siguiente:

  • Invertir el dinero en un portafolio más o menos diversificado de instrumentos financieros de bajo riesgo (bonos, papeles de corto plazo, etc.) que generen una renta fija. Teóricamente muchas personas tienen que vivir de este dinero de ahora en adelante.  Es el momento de cosechar lo ahorrado durante años de trabajo.
  • No ser seducido por una tasa de interés fija relativamente alta, sin analizar el riesgo de esa inversión. Muchas personas se entusiasman cuando se les ofrece una tasa de interés alta.  Tenemos que ser conscientes de que una tasa de interés alta siempre está asociada a un riesgo alto. No hay lonche gratis. Si le ofrecen una tasa alta, preocúpese, pregunte que puede ir mal, cuál es el peor escenario.  El papel no necesariamente es malo, pero sí es necesariamente de mayor riesgo.  Algo podría ir mal y el inversionista podría perder gran parte de su patrimonio.
  • No invertir todo el dinero en un mismo instrumento financiero o en instrumentos financieros de un mismo emisor. Si le va mal a la empresa emisora, se puede perder todo.  Recomiendo colocar en diversos instrumentos financieros de diversos emisores. No tengamos todos los huevos en la misma canasta.
  • Hacer la inversión a través de una empresa regulada. La empresa regulada tiende a tener mayor transparencia en la operatividad de las inversiones a realizarse.  No hay nada como estar tranquilo que tus valores están custodiados y administrados por personas honestas, con experiencia y supervisadas por un regulador.  Una AFP, fondo mutuo, sociedad agente de bolsa, banco o caja son algunas empresas reguladas por el Estado.
  • No invertir en un negocio propio (una tienda, una bodega, etc.). Es el mismo caso del punto 3. Si uno invierte en un negocio le puede ir bien, pero también le puede ir mal. Es un riesgo elevado y todos los huevos están en la misma canasta.  No es lo ideal, especialmente si el fondo representa todo o gran parte de su patrimonio.
  • No comprar una oficina para arrendar. La oficina se puede arrendar con éxito y además puede subir de precio en los próximos años, pero, nuevamente, están todos los huevos en la misma canasta.  Qué pasa si uno alquila la oficina a un mal empresario que no paga el alquiler regularmente o no desea irse del local, o simplemente bajan los alquileres y precios del real estate en el Perú.  El riesgo de invertir en real estate no es bajo.
  • No comprar acciones de alto riesgo y que paguen bajos dividendos. Al igual que los puntos anteriores, los precios podrían bajar y usted podría estar en una difícil situación mientras el mercado se recupere.
  • Y, obviamente, no hacer préstamos a amigos, familiares, conocidos o realizar gastos de consumo muy significativos. Esto, si el fondo representa todo o gran parte de su patrimonio.

 

Por lo general, yo recomiendo ir a donde un especialista en temas de inversiones. Los fondos mutuos y AFP administran el dinero de las personas y les presentan una serie de alternativas, siempre diversificando el riesgo. Asimismo, las sociedades agentes de bolsa (SABs) administran portafolios de manera diversificada, con contratos regulados por la SMV.  Creo que entre estas tres alternativas son buenas para invertir el dinero según el perfil del inversionista.

 

¡Señores jubilados, cuiden su dinero!